LANZÓ A SU HIJASTRA A UN RÍO DE LA PAZ PORQUE «LE ENTRÓ EL DEMONIO»

 

Este lunes, un hombre fue enviado a la cárcel de San Pedro de manera preventiva, acusado de haber lanzado a su hijastra de cinco años a un río en La Asunta, Yungas de La Paz.

«Él ha manifestado a su entorno, a su esposa y otras personas, que él (atentó) contra la menor bajo el argumento de que, supuestamente, le habría ingresado el demonio, eso dice», informó el fiscal Luis Atanasio.

El pasado martes, el sindicado salió junto a la niña a «comprar helados», según lo que le dijo a su pareja, madre de la niña; ambos caminaron unos 45 minutos, pero el hombre arrojó a la menor a las aguas de un río, donde se presume que habría muerto ahogada.

La madre de la niña dijo que ese día su pareja volvió del río en la tarde, alistó sus pertenencias apresuradamente indicando que se iba a ir de la casa, pero no lo hizo. La progenitora pensó que su pareja había dejado a la niña con algunos familiares. Curiosamente, preguntó sobre su hija recién al día siguiente.

En la noche él seguía muy nervioso y vigilaba a su pareja para que no se comunique con nadie ni diga nada sobre la menor, contó la madre. El miércoles, la mujer recién le preguntó al acusado dónde había dejado a la niña y él le dijo que se había caído al río.

La madre mencionó que avisó de la desaparición a sus familiares para que le ayudaran a buscarla y se informe a la Policía sobre el caso.

El viernes los efectivos policiales llegaron a La Asunta para investigar el caso y el fin de semana lograron aprehender al acusado y conducirlo a celdas policiales.

El padrastro de la menor fue imputado por el delito de infanticidio y por disposición judicial fue detenido preventivamente en la cárcel de San Pedro de La Paz.

La Policía y Bomberos continúan buscando el cuerpo de la menor.