BIÓLOGO MOLECULAR: BOLIVIA SOLO CUENTA CON DATOS DE INFECTADOS POR COVID-19 CON SÍNTOMAS GRAVES

En Bolivia los datos que contamos sólo cubren un grupo de los tres que existen de personas infectadas con Covid-19, y al ser el país con menos pruebas por millón de habitantes de Suramérica, “nuestras cifras no muestran lo que en realidad está ocurriendo”, cuestionó el biólogo molecular, Álvaro Romero.

Los tres grupos de infectados con Covid-19 son los que tienen síntomas graves, los de síntomas leves a moderados y los asintomáticos (sin síntomas).

“De estos tres grupos, donde más se están enfocando es de infectados con síntomas graves y en menor medida con los que tienen síntomas leves”, remarcó el biólogo molecular.

Explicó que, así como el aislamiento ayuda a salvar vidas al interrumpir la cadena de contagio, las pruebas masivas ayudan a contener la pandemia al detectar la infección en los tres grupos antes mencionados.

Romero asume que el SARS-CoV-2 no documentado representa la fuente de infección para el 79 por ciento de los casos documentados y que es un porcentaje que no está siendo analizado correctamente, “porque no hay en el país test masivos hasta el momento”.

Bolivia adoptó una medida de supresión con la cuarentena, sin embargo, para salir de ella es necesario tener datos reales y la única forma de obtenerlos es con pruebas que ayuden a detectar “el número real de personas infectadas”, enfatizó.

Según el biólogo los datos del Ministerio de Salud revelan que se hacen pruebas para un 0,05 por ciento de la población, unas 52 pruebas por millón de habitantes.

Pruebas rápidas

En abril un pronunciamiento de los Colegios de Biólogos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Pando, recomendó la implementación de las pruebas rápidas moleculares para diagnosticar la enfermedad de Covid-19.

En el documento se sugirió la puesta en marcha de test rápidos de diagnóstico (para Covid-19) basadas en tecnología PCR para implementarlas en los centros que cuenten con equipos Cepheid GeneXpert y proporcionar diagnósticos oportunos, “evitando días de espera y la dispersión del virus”.

“Una mayor disponibilidad y eficiencia de diagnóstico beneficia la atención al paciente, el control de la infección y los análisis que son para tomar decisiones rápidas tanto clínicas y epidemiológicas”, remarcó Romero.

Además de la toma de decisiones como aislar y tratar a personas contagiadas, es necesario asignar recursos a las áreas más necesitadas e interrumpir cadenas de contagio “identificando nuevos casos a tiempo”, agregó.

Reiteró que las pruebas de diagnóstico rápido para detectar personas infectadas con SARS-CoV-2 son centrales para controlar la pandemia y que las urgentes necesidades clínicas y de salud pública deben “hacernos reflexionar para impulsar un esfuerzo sin precedentes en aumentar la capacidad de pruebas de detección, en especial masivas”.

En relación de los test rápidos, el Ministro de Salud dijo en abril pasado que, en el país no se realizarán por el momento test masivos para detectar casos positivos de coronavirus, “puesto que los mismos no garantizan que una persona esté libre de ese virus”.

ANF