GOBIERNO PIDE AL DEFENSOR DEL PUEBLO HACER RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS DE ROMERO

 

 

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, pidió a la Defensoría del Pueblo y a otras instancias hacer respetar los derechos humanos del ministro de Gobierno, Carlos Romero, que es víctima de ataques y calumnias, aseguró.

Desde el mes pasado Romero es cuestionado por las intervenciones policiales que se hicieron a las movilizaciones de la Universidad Pública de el Alto (UPEA) y el caso más reciente sobre efectivos de Umopar en San Matías, Santa Cruz, donde murió un joven.

En el caso UPEA, Romero, como autoridad que dirige la Policía, fue responsabilizado por la muerte de Jonathan Quispe y se pidió su renuncia. El ministro negó tener participación en la muerte del universitario y dijo que no renunciará.

Respecto al asesinato de Víctor Hugo Escóbar alias el «Oti» en el penal de Chonchocoro, la autoridad fue vinculada en el caso con la supuesta venta de terrenos en Palmasola, armas y una camioneta, según el cuñado del fallecido, Oscar Peña. Por este caso Romero expresó su molestia y rechazó ese tipo de vinculaciones.

En el caso de San Matías, el ministro de Gobierno fue cuestionado por la intervención de efectivos antidroga en la persecución de un vehículo donde murió Alejandro Álvarez.

Para Cáceres, los ataques en los últimos meses contra Romero vienen de algunos ciudadanos y políticos opositores que pretenden dañar la imagen del ministro.

«Quiero expresar mi solidaridad al hermano Carlos Romero que viene sufriendo ataques de injurias, de calumnias, de insinuaciones, entonces dónde quedan los derechos humanos de los funcionarios públicos, mi llamado a la Defensoría del Pueblo, a las instituciones de Derechos Humanos porque lastimosamente se viene tergiversando, se viene desinformando a la población boliviana», señaló Cáceres.