EXDIRECTOR DEL FONDO INDÍGENA: LA PERSECUCIÓN DESPIADADA NO QUEBRÓ MI ENTEREZA MORAL

 

Marco Antonio Aramayo, exdirector del liquidado Fondo Indígena, que enfrenta 256 procesos a pesar de haber alertado irregularidades en esa entidad, en un mensaje de Año Nuevo, desde el penal de San Pedro, dijo que ni la persecución despiadada, el terror y la soledad ha logrado quebrar su entereza moral.

En abril de 2015, Aramayo fue enviado con detención a la cárcel por el escándalo de corrupción en el Fondo Indígena, el 2017 fue condenado a cinco años de cárcel. Es de los pocos que no se benefició de la detención domiciliaria a diferencia de la exdirectora y exministra, Nemesia Achacollo, quien en el Directorio autorizaba los proyectos.

Desde su encierro que considera una injusticia, Aramayo, dice que este 2018 ha vuelto a gambetearle a la vida, porque fue un tiempo en el que tuvo que superar sufrimientos, miedos, traiciones, decepciones, depresiones, furias, persecución despiadada, terror, infamias, aislamiento y soledad.

Aramayo en su defensa, tras ser detenido el 2015, reveló que había advertido al Directorio del extinto Fondo Indígena de las irregularidades y de los manejos en esa institución, pero que no recibió apoyo de esa instancia y tampoco de la exministra Achacollo.

 

ANF