POTOSÍ: UN POLICÍA VIOLA Y DOPA A LA HIJA DE UNA PERSONA QUE VENDE COMIDA

 

 

Un policía de 30 años de edad, con grado de cabo, drogó y violó en la ciudad de Potosí a una adolescente de 17 años, hija de una persona que vende comida.

La fiscal asignada al caso, Magalí Castro, informó que el Ministerio Público solicitará en la audiencia de medidas cautelares, que se desarrollará en las siguientes horas, la detención preventiva del imputado en el Centro de Rehabilitación Santo Domingo de Cantumarca.

“Se cuenta con los elementos que sustentan la comisión del hecho punible y así se lo hará conocer al juez cautelar que atenderá este caso”, señaló.

De acuerdo con los datos que se encuentran en el cuaderno de investigación, el policía frecuentaba la caseta de venta de comida de la madre de la menor de edad, logrando la amistad de ella, con quien solía hablar y enviarse mensajes.

El 29 de julio de 2017, la joven fue interceptada por el policía, que se encontraba en un vehículo, la invitó subir al carro y dieron algunas vueltas. Posteriormente, se dirigieron a una habitación que alquilaba el uniformado.

Ya en la habitación, el policía le dio a su invitada un jugo, y después de ingerir la bebida se sintió mareada y lo poco que recuerda, según contó, es que el hombre se le abalanzó y ella no tenía fuerzas para quitárselo de encima.

La agresión sexual fue comunicada a una maestra del establecimiento educativo donde pasa clases la víctima y la denuncia se presentó a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia. El caso llegó al Ministerio Público en abril de 2018 y el proceso de investigación avanzó.

La funcionaria del Ministerio Público aseveró que la víctima tenía desgarro de himen y ella misma en su declaración confirmó el ataque que sufrió.