LA POLICÍA DESCARTÓ VIOLACIÓN A BEBÉ ALEXANDER Y DICE QUE MÉDICO ES INOCENTE

 

La Fiscalía y el tribunal no tomaron en cuenta el informe de la Policía que especificaba que en el casó Alexander no hubo violación, indicó este miércoles el capitán René Tambo, jefe de la División de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) La Paz y quien estuvo a cargo de la investigación de los sucedido con el bebé.

“Yo fui al juicio oral donde dije directamente que no había la situación de violación por las características que representaba el bebé en la autopsia, sin embargo (han hecho) caso perpetuo a la médico forense, que en primera instancia había hecho la valoración, y asimismo el médico forense que hace la autopsia”, declaró a Urgentebo.

Tambo señaló que el peritaje policial contradecía las indagaciones que realizó el Ministerio Público en el caso, por lo cual no fueron tomadas en cuenta las declaraciones en el juicio.

“De alguna menera la doctora Boyán es donde, no sé, por la situación de su cargo y demás, había amenazas, había una manera de desvirtuar o desacreditar la capacidad de conocimiento que tiene el personal policial. (…) Han destituido fiscales que también estaban en oposición, médicos forenses que también habían dicho lo contrario (a que Alexander fue violado)”, sostuvo.

Cuando a la autoridad policial se le consultó si los representantes del Ministerio Público y del Tribunal Décimo de Sentencia, condenaron a un inocente, respondió: “Si pues, por eso es que creo que también el juzgado tiene la obligación de valorar a los investigadores a los peritos. Sin embargo no se ha hecho nada y bueno también asumen responsabilidad ellos”.

En pasado lunes, varios medios de comunicación, hicieron público el audio en el cual la jueza Patricia Pacajes admitió que condenó al médico Fernández  a 20 años de prisión cuando éste era inocente.

En el material difundido, Pacajes precisó que fue el Ministerio Público la instancia que cometió el error del caso, puesto que la forense del IDIF Ángela Mora emitió un certificado equivocado y que los fiscales Edwin Blanco y Susana Boyán presionaron para hacer efectiva la condena del galeno.