DENUNCIAN QUE GOBIERNO NO PAGA CURACIÓN DE HERIDOS PESE A CONTAR CON UN DECRETO SUPREMO

 

A diez meses de las explosiones que dejaron 12 muertos y 50 heridos durante el Carnaval de Oruro, los afectados denuncian que no reciben la ayuda médica, que fue comprometida por el Gobierno mediante un decreto supremo.   Varios tratamientos  se han suspendido -aseguran- debido a que el Ministerio de Salud no  paga a los hospitales.

“No se está cumpliendo la ayuda  que el Presidente nos prometió. Ni siquiera las cuentas de los hospitales y clínicas  han sido canceladas en su totalidad. Las curaciones que nos han hecho fueron las más básicas y nos han dejado así”, declaró la presidenta de la Asociación de Damnificados de las Explosiones, Carla Molina.

La lista oficial del Servicio Departamental de Salud (SEDES) Oruro registra  51 heridos a causa de las detonaciones.  Desde la unidad de Trabajo Social de esta instancia señalan que   sólo tres tienen atenciones médicas pendientes.

“Los 51 afectados están dispersos en La Paz, El Alto, Oruro, Potosí y Cochabamba. Desde sus lugares tienen que estar mendigando  atención porque no se está cumpliendo el decreto aprobado para los heridos de las explosiones”, dijo la presidenta de la Asociación de Damnificados, Carla Molina.

El Decreto Supremo 3493, promulgado por el 28 de febrero por el presidente Evo Morales, autorizó al Ministerio de Salud destinar tres millones  de bolivianos para cubrir los gastos médicos de  los heridos en las detonaciones . La norma establece que dos millones   sean transferidos por el Ministerio de Economía  y el millón restante, por el de Salud.  Los responsables del cumplimiento -dice el DS- “son los ministros de  ambas carteras”.