AGENTES ANTIDROGA MATAN A UN JOVEN Y UNA TURBA ENARDECIDA POR LA MUERTE QUEMA OFICINAS DE UMOPAR

 

La muerte de un joven por un accionar de agentes antidrogas desató anoche la furia de los pobladores de San Matías en Santa Cruz, que prendieron fuego al cuartel general y vehículos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar). El violento episodio ocurrió a las 17:30 en el tramo Las Petas – San Matías después que la víctima,  Franz Alejandro Álvarez Flores, retornaba junto a sus hermanos de auxiliar a su padre que tuvo desperfectos mecánicos en medio camino.

El padre, Wilber Álvarez Amaral, relató que cuando retornaban sus hijos en su motorizado, del medio del monte salieron  cuatro individuos encapuchados portando ametralladoras y les indicaron que se detuvieran, pero los jóvenes, presumiendo que se trataban de delincuentes que pretendían asaltarlos, hicieron caso omiso y aceleraron su vehículo.

Las víctimas indicaron que minutos después, los uniformados abrieron fuego contra el motorizado marca Fiat, con tan mala fortuna que un proyectil traspasó la parte trasera y el proyectil afectó el lado izquierdo del tórax de Franz, afectando sus órganos vitales.

Pese a ello, el vehículo continuó marcha y llegó con una llanta reventada a el hospital de San Matías, donde a las 18:30 confirmaron la muerte de Franz.

El padre de la víctima dijo que acudió a Las Petas a comprar naranjas porque se dedica a vender frutas en las comunidades aledañas a la provincia Ángel Sandóval.

Los comunarios y familiares enterados del hecho que calificaron como un error policial, llegaron enardecidos hasta el cuartel antidrogas donde hicieron escapar a los uniformados y les prendieron fuego a por lo menos 10 vehículos (lobos) y a todos los ambientes. Los pobladores exigieron que se haga justicia por la muerte del joven que se dedicaba a vender empanadas y pidieron que se castigue al responsable de la muerte.