SORPRENDENTE CASO EN COCHABAMBA: UNA MUJER ESTÁ 26 DÍAS PRESA POR DETERMINACIÓN DE UN JUEZ, DEBIDO A NO PASAR PENSIONES A SU EX

 

Una mujer de 20 años, madre de cuatro niños, se encuentra recluida desde agosto pasado en el penal de San Pedro de Sacaba por no pagar pensiones a su exconcubino, quien la acusó ante un juez de familia presuntamente utilizando documentación falsa.

Según se conoce, la mujer fue denunciada ante el juez suplente de Ivirgarzama porque debía a su expareja 12.000 bolivianos por ocho meses de pensiones, es decir, 1.500 bolivianos por mes para la manutención de dos de sus cuatro hijos que quedaron bajo la tutela del hombre.

El sujeto procedía a cobrarle las pensiones y como la mujer no tenía dinero para darle, la denunció y logró que la recluyeran en el penal de San Pedro de Sacaba.

La determinación de detener a la joven madre fue tomada por un juez suplente de Ivirgarzama, con quien supuestamente el exconcubino de la joven recluida tendría una estrecha amistad.

Además, la víctima asegura que nunca firmó documento alguno en el que aceptaba pasar 1.500 bolivianos de pensiones.

 

UN CASO INAUDITO

Para el representante del Defensor del Pueblo en Cochabamba, Nelson Cox, el hecho es inaudito y anunció que se investigará.

Señaló que la mujer no solamente fue víctima de las autoridades judiciales que la condenaron a privación de libertad, sino también tuvo que soportar abusos sexuales, ya que a sus 14 años se embarazó del hombre que ahora pretende cobrarle pensiones devengadas.

“A esa edad los padres de la entonces menor la dejaron al cuidado del hombre, que en esa época tenía unos 28 años. Luego el sujeto continuó con los abusos sexuales hasta dejarla a su corta edad con cuatro hijos. La pobre mujer tuvo un hijo cada año”, sostuvo.

Cox indicó que cuando la joven quiso volver con sus padres, debido a las agresiones que sufría, su concubino le inició un proceso penal. “Con ayuda de abogados obligó a la joven a pagarle pensiones y como no pudo cumplir con esa obligación la hizo recluir”, acotó.

Afirmó que este caso evidencia una mala administración de la justicia y un uso de indebido de influencias.

Lamentó que personeros de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Ivirgarzama hayan favorecido al hombre, de ocupación curandero, para quitarle a sus hijos e iniciar un proceso civil contra su expareja.

Criticó que un juez de Ivirgarzama, supuesto amigo del exconcubino, se haya prestado a exigir a la víctima de violencia sexual, física, psicológica y económica, el pago de pensiones y luego haya ordenado su reclusión.

Cox aseguró que habrá sanciones ejemplares para los implicados en este segundo caso de injusticia en el departamento de Cochabamba.

 

ABUSADA Y AGREDIDA

“Me embaracé a mis 14 años, decidí irme con mi pareja. Él me pegaba siempre, incluso recibí amenazas de muerte, no solo contra mi persona, también me amenazaba con matar a mi hija” relató la afectada.

Contó que fue víctima de violencia doméstica desde que tenía 14 años cuando se embarazó de su primer hijo. Ante las constantes agresiones del padre de sus hijos decidió dejarlo, se encontraba viviendo en la Casa de Acogida de Cochabamba junto a sus dos hijos, de un año y medio y cinco meses.

Para lograr su reclusión su marido habría falsificado documentos que presentó al juez en el proceso civil iniciada en su contra.

0 0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *