SICARIATO SE INCREMENTÓ EN BOLIVIA: ASESINOS COBRAN DESDE $US 2000 HASTA $US 100 MIL Y HAY MÁS CASOS POR NARCOTRÁFICO

 

 

En los últimos cinco años se ha registrado en el país un incremento del sicariato, vinculado principalmente al ajuste de cuentas por tráfico de drogas. Estos hechos propios de países como México y Colombia, ocurren con mayor frecuencia en Santa Cruz, pese a una mayor presencia policial. Según expertos y expolicías, los pistoleros a sueldo cobran entre 2 mil y 100 mil dólares para acabar con la vida de una persona.

Aunque el modus operandi empleado en estos hechos sorprende a la misma Policía, un especialista señala que los asesinatos por encargo continuarán en el país mientras siga en aumento la producción excedentaria de coca sea destinado al narcotráfico.

El asesinato del piloto beniano Pablo Suárez Alipa, en el departamento de Santa Cruz, es el último hecho de este tipo que consternó a la población. Pese a que la Policía dice tener cercado al sicario, el caso aún no fue resuelto.

Según el general en servicio pasivo de la Policía, Freddy Soruco, la principal causa para el surgimiento de los sicariatos es el narcotráfico, aunque los motivos pasionales y vendettas por deudas económicas también motivan a los asesinatos pagados.

El abogado Otto Ritter, con amplia trayectoria en casos penales, coincide en que el incremento de la actividad del narcotráfico en el país trae consigo los ajustes de cuentas y otro tipo de vendettas ligadas con esta actividad ilícita.

“Y eso obviamente da pie a la aparición del sicariato”, dijo. Sin embargo, indicó que los conflictos pasionales y de deudas económicas no son resueltos precisamente a través de la labor de los sicarios. “Normalmente, en temas pasionales los problemas no son con sicarios, son entre ellos y en los temas de deudas la gente acude a la justicia”, explicó.

Sin embargo, Soruco mencionó que se han registrado casos de asesinato por encargo motivados por conflictos pasionales. Dijo que, por ejemplo, una mujer que descubre a su pareja con una amante decide eliminarlo por medio de un sicario para quedarse con el dinero de éste.

En marzo pasado, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que los contrabandistas también contratan sicarios, sin embargo se han conocido pocos casos.