SANTA CRUZ: ESTUVO PRESO MÁS DE 12 AÑOS SIN CONDENA, NUNCA SALIÓ A NINGUNA AUDIENCIA, SE AUTOINCULPÓ EN UN PROCESO ABREVIADO PARA OBTENER LA LIBERTAD

 

 

El viernes 13 de julio la justicia piso el acelerador a fondo y consiguió que un recluso, que estuvo preso por más de 12 años sin ser sentenciado, se autoinculpe en un proceso abreviado y al final del día le llegue el mandamiento de libertad del que hizo uso el sábado por la mañana.

“Estaba de acuerdo con lo que me dijeron para que salga libre. Me llegaron de sorpresa y no me habían avisado nada. Como no sé leer ni escribir, soy analfabeto. Un policía me ayudó a firmar esos documentos que me leyeron”, relató José Luis Gonzales Prado, el hombre que también estaba registrado en los archivos de Palmasola como José Santos Cruz Gonzales Prado y que no tiene una cédula de identidad que revele su verdadero nombre.

EL DEBER habló con él en mayo de este año, en el pabellón B del PC-7, el área de máxima seguridad, un espacio creado para los reclusos más peligrosos. Aquella oportunidad el hombre, que era conocido como ‘Mono’ en el reclusorio, dijo no tener a nadie fuera de la cárcel, que lo mantenían preso sin sentencia y que nunca había salido a ninguna audiencia. También se declaró inocente de las acusaciones en su contra y pidió ayuda para salir del penal.

La segunda vez que tomamos contacto con él fue el sábado, cuando nos contó sobre su libertad, que había ido a pasar la noche cerca de la exterminal y que pensaba volver a Palmasola, para trabajar como ‘radiomóvil’ en el área de régimen abierto. Poco le importaba lo que había pasado y menos lo que le puede deparar el destino en adelante.