PUERTA POR DONDE INGRESÓ EL MÉDICO QUE MURIÓ GOLPEADO POR UNA CABINA DEL TELEFÉRICO, NO TIENE SEÑALIZACIÓN

El médico Javier Orozco, quien murió el miércoles, entró por la puerta del garaje de la estación de la plaza Villarroel de la línea Blanca del teleférico, donde no había ningún cartel de precaución o un guardia de seguridad; además, en ese momento el portón estaba abierto, según el video emitido por la Red Uno.

En el video se observa que un vehículo ingresa detrás del médico, además se ve entrar a otra persona, de quien hasta ayer se desconocía su identidad.

Página Siete visitó ayer el lugar y constató que unas rejas metálicas cubren toda el área por donde entró el médico, quien el día de la tragedia accedió a este sector cuando el único ingreso (la puerta de garaje) se encontraba abierto para que entre un vehículo.

En las filmaciones se puede observar que el médico caminaba con toda calma, ignorando que se encontraba en un área restringida. Se ve que llega a una reja metálica, que no restringía el paso a las jardineras. También en el audiovisual se aprecia que un vehículo y una persona ingresan segundos después del galeno. Cuando Orozco está por subir la estrecha vía, se puede ver, en el video, que un coche está a la altura de él y de otra persona.

Entre el espacio verde y el sótano (llamado así por el personal del teleférico) hay un muro de cemento por donde, según el video, camina Orozco. El impacto ocurre cuando pasa por ese lugar. El golpe de la cabina causa que el galeno caiga dentro de la fosa, donde muere.

Ayer, se constató que el pequeño ingreso a las jardineras por donde el médico pasó, ahora tiene una cinta de seguridad y dos letreros de prohibido el paso y precaución. Pero, en la puerta de ingreso al garaje no hay señalización ni un guardia de seguridad que vigile el área restringida.