NIÑOS HACEN TRAJES CON MATERIALES RECICLADOS, PARA LLAMAR LA ATENCIÓN SOBRE EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE EN UNA ZONA DE EL ALTO, CON ALTOS NIVELES DE POBREZA Y CONTAMINACIÓN

 

 

Bolsas y envases de plástico se transformaron en vistosas máscaras y coloridos trajes folclóricos y cobraron nueva vida en un multitudinario baile callejero que protagonizaron el martes niños de una escuela pública en una barriada de El Alto, para llamar la atención a favor del reciclaje en esa urbe paceña con altos niveles de pobreza y contaminación.

Cientos de niños de una escuela tomaron el barrio de San Roque y bailaron por las calles con trajes típicos hechos por ellos mismos de material reciclado en un esfuerzo por llamar la atención de los vecinos sobre el cuidado del medio ambiente.

Envases de aceite comestible se transformaron en caretas, las bolsas plásticas en disfraces, las tapas de gaseosa en chalecos y el cartón en el cuerpo de animales. Incluso la música fue interpretada por los mismos escolares.