MINISTRO GUILLÉN: «PODEMOS ESTAR TRANQUILOS, LA CRISIS ARGENTINA NO AFECTARÁ A BOLIVIA»

 

El Ministro de Economía , Mario Guillén, se rectificó y aseguró que la crisis argentina no afectará a Bolivia porque se acabó el paradigma del “exportar o morir” de las épocas neoliberales y ahora “el modelo boliviano apuesta al mercado interno y a la inversión pública”.

El pasado 9 de mayo declaró que “preocupa, puede afectarnos, no nos olvidemos que Argentina nos compra gas (…)», respecto a la crisis en el vecino país.

Rectificó, sin embargo, esas percepciones este domingo y admitió que la situación en el vecino país es crítica como consecuencia de “medidas neoliberales en tiempos en que el mundo se está volviendo proteccionista” pero aseguró que “como ocurrió en otros momentos de crisis de países vecinos, por ejemplo el Brasil, no se sentirá impacto”.

Recordó que el año pasado se registró una crisis similar en el Brasil, pero afectó “dos meses y al tercer mes otra vez volvieron a la normalidad, porque más allá de la crisis no dejan de consumir gas, aire acondicionado o cocinar”.

“Podemos estar tranquilos porque la crisis argentina no tendrá repercusiones en Bolivia”, aseguró el ministro Guillén y se mostró confiado en que las condiciones externas “más bien son favorables al país”.

Dijo que entre esas condiciones externas favorables está el incremento del precio del petróleo en el mercado internacional “que está ligado al precio del gas y nos favorece”.

Explicó que cuando se elaboró el presupuesto general 2018 “fuimos prudentes y se presupuestó a menos de 45,5 dólares el precio del barril, ahora la cotización promedio está en 65 dólares, hoy ha llegado a 71,40 dólares y el viernes cerró a 70,80 dólares , algunas previsiones de agencias internacionales señalan que seguirá el precio fluctuante, y probablemente llegue a 100 dólares”.

Según Guillén esos datos son alentadores y se notarán en los indicadores económicos del país a partir de junio, “por el rezago de tres meses en los pagos de Brasil y de seis meses en el caso de Argentina”.

Además del impacto en los recursos disponibles para el TGN, dijo, beneficiará a universidades, gobernaciones y municipios que reciben recursos por coparticipación por el IDH.