MÉDICO QUE OPERÓ AL NIÑO SEBASTIÁN FUE PROCESADO 5 VECES POR LA JUSTICIA

 

En el registro judicial del Palacio de Justicia figuran cuatro procesos penales abiertos en distintas fechas contra el médico Róger Raúl Moreno Buchón, quien el 5 de septiembre extirpó un riñón sano en vez del enfermo al niño Sebastián Justiniano Poquiviquí (3) en el hospital Oncológico y ahora enfrenta su quinto proceso por el delito provisional de lesiones gravísimas denunciado de oficio por la Fiscalía.

Según los datos recabados por EL DEBER, los procesos son los siguientes: el 23 de abril de 2002 fue denunciado por el delito de homicidio culposo junto con otras dos personas. No hay mayores detalles de ese hecho.

El 6 de junio de 2008 fue denunciado por el delito de anticipación o prolongación de funciones y el caso radicó en el Juzgado Séptimo de Instrucción Cautelar. El 17 de marzo de 2010 fue denunciado por el delito de uso debido de influencias junto con otras 32 personas, en una causa iniciada por la Caja Nacional de Salud (CNS), donde el galeno sigue siendo funcionario.

El penúltimo caso judicial en su contra data del 10 de junio de 2011 por el delito de homicidio culposo a denuncia de Norma Porfidia Peña Morón, a raíz de la muerte de un niño de 12 años que tenía problemas intestinales, el cual fue operado por Moreno, quien olvidó dentro del estómago del paciente material quirúrgico, descuido que, al parecer, derivó en la muerte del menor.

Estuvo en la cárcel

El abogado Roberto Parada indicó que esa vez patrocinó a la familia del chico fallecido, se sentó la denuncia y una comisión de fiscales, entre ellos Adán Arteaga y Olvis Égüez, llevaron el caso.

“Cometió una mala praxis, dejando restos de gasas y algodón dentro del organismo del menor, que sufrio una infección y perdió la vida. Las pericias del Sedes y del Inases establecieron que el Dr. Moreno era responsable, que no había cumplido los protocolos médicos, producto de ello el juez Martín Camacho ordenó su detención preventiva en Palmasola. Han pasado seis años y otra vez cometió mala praxis a consecuencia de ser benevolente los del Sedes, que en ese momento lo protegieron. Gracias a Dios que ahora el gobernador ha instruido que le suspendan la matrícula”, manifestó Parada.

EL DEBER