MADRE MATA A SUS TRES NIÑOS Y SE AHORCA

Una madre envenenó y ahorcó a sus tres hijos, y posteriormente se quitó la vida. El triple infanticidio seguido de suicidio se suscitó en la comunidad de San Lorenzo, municipio de San Benito, en Cochabamba.

De acuerdo con la investigación policial, los niños de 1, 4 y 7 años de edad fueron envenenados y luego ahorcados por su madre, quien después puso a los menores en el lugar donde dormían y los tapó con una frazada, ya muertos. Ella, antes de quitarse la vida, redactó una carta explicando el motivo que llevó a tomar la fatal decisión.

Según el grado de descomposición de los cadáveres, el delito de infanticidio seguido de suicidio se registró el sábado pasado, pero recién ayer por la tarde, Edurick Huanca Matías, de 30 años de edad, llegó a su domicilio y halló a sus tres hijos y a su esposa de 28 años, Margarita Tola, sin vida.

Todo indica que una ruptura sentimental y un proceso de divorcio en curso hicieron que la madre de familia decida acabar con su familia.

Edurick reveló a la Policía que llegó por la mañana a su vivienda, pero nadie le abrió la puerta. Pensó que su esposa salió con sus hijos, por lo que decidió volver a la granja de pollos donde trabaja. En horas de la tarde volvió y con ayuda de un vecino ingresó al inmueble. Al ingresar a la habitación, se encontró con los cuatro cadáveres.

“Nunca pensé hallarlos de esa manera, es un dolor grande para mí. Ella tenía su postura sobre nuestra situación. Estamos en un proceso de separación, pero yo siempre me daba tiempo para ir a visitar a mis hijos”, relató el hombre que ya vivía separado de su pareja.

Tras recibir la denuncia, personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y de la Felcv realizaron el levantamiento legal de los cadáveres que fueron evacuados a la morgue del Instituto de Investigadores Forenses (IDIF), luego procedieron a la recolección de pruebas, entre ellas, dos frascos con una sustancia desconocida.