IDENTIFICAN A POLICÍAS QUE FILTRARON EL AUDIO Y PERIODISTAS PIDEN GARANTÍAS

 

“Ya tenemos nombres”, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, al referirse a los presuntos policías que filtraron el audio -que estaría editado- en el que se escucha al comandante de la Policía, Alfonso Mendoza, y al jefe de Inteligencia, Freddy Huallpara, hablar de un plan de seguimiento y monitoreo a políticos opositores y periodistas en redes sociales y de generar mensajes para contrarrestar la opinión pública negativa hacia el Gobierno.

En tanto, periodistas, dirigentes sociales y organizaciones de derechos humanos exigieron respeto a la libertad de pensamiento, que se garantice el trabajo de la prensa y que se sancione o destituya a los responsables del “espionaje político”.

“Hemos pedido la investigación, que se dé con los responsables. Tenemos ya nombres que preliminarmente nos han pasado, pero yo quiero descartar cualquier instrucción de espionaje político, eso no existe, nunca lo hemos hecho, el uso de las redes sociales y monitoreo es para combatir delitos cibernéticos”, dijo el ministro Romero  ayer en La Paz.

En el audio, filtrado por las redes sociales, Mendoza habla del seguimiento a personalidades “de derecha” y de creación de “información y desinformación” para direccionar a la opinión pública a favor del MAS.

PERIODISTAS: LIBERTAD ESTÁ EN GRAVE RIESGO

Los periodistas John Arandia y Priscila Quiroga, mencionados en el audio filtrado, utilizaron sus propias redes sociales para deplorar que la Policía los vigile y pidieron garantías para poder desarrollar su trabajo.

“Me siento perseguido, me siento inseguro, me siento amenazado por la Policía Nacional”, señaló Arandia y añadió que “no puede ser que una institución como la Policía amenace la libertad de expresión, amenace el derecho a la información de la gente”.

Por su parte, Quiroga expresó que “como periodista pido garantías para mi persona, mi familia y mi trabajo”.