GOBIERNO DESTINA MONTOS QUE OSCILAN ENTRE BS. 28 MIL A 273 MIL PARA CONTRATACIÓN DE CONJUNTOS MUSICALES, SON POCOS LOS REQUERIDOS RECURRENTEMENTE

 

 

Hasta 273 mil bolivianos ha pagado el Gobierno a un grupo musical por una actuación, según el registro del Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes). Desde 2015, Kala Marka, Kjarkas y Valeno principalmente han sido los conjuntos más contratados por ministerios que les pagaron montos no menores a 28.000 bolivianos por recitales de entre 40 minutos y dos horas.

En los últimos tres años los ministerios de Culturas, de Desarrollo Rural y otros han firmado al menos medio centenar de contratos por concepto de “servicios artísticos” que ascienden a 3.023.851 bolivianos. En algunos casos, las contrataciones de elencos que figuran en el Sicoes están a nombre de terceros, por lo que no se incluyen en este recuento.

Los conjuntos más requeridos tienen renombre internacional y son autores de temas dedicados al presidente Evo Morales o a su reelección.

Etiqueta azul de Kala Marka

En 2016 la agrupación Kala Marka estrenó la morenada Etiqueta azul, dedicada al Presidente. El estribillo del tema dice: “Etiqueta azul, nunca faltará / etiqueta azul, siempre habrá MAS/ Con permiso de grandes mallkus / el buen jila Evo Morales/ con el permiso de grandes mallkus / llegó el túpac Evo Morales”.

Entre 2015 y 2018, bajo el rótulo de servicio artístico musical, en el Sicoes figuran al menos siete contratos con Kala Marka. La remuneración más baja que pagó el Gobierno a este grupo es de 70.000 bolivianos por un recital de 45 minutos. Ese mismo mes, recibió 98.000 bolivianos por 90 minutos de actuación en el Dakar y otros 120 mil bolivianos por una hora de presentación en el Festival de Bandas de Oruro.

El mayor monto que el Gobierno pagó a Kala Marka es de 273.400 bolivianos y corresponde a una actuación oficial realizada en el escenario del MICSUR en Bogotá (Colombia).

Evo Presidente de Valeno

El grupo Pastor Cámara y Valeno (más conocido como Valeno) lanzó en 2016 la morenada Evo Presidente y la tonada potosina Compañero del MAS. Un año después estrenó una composición de autoría de Evo Morales. Se trata del tema en ritmo de salay Mama Coca.

Esta agrupación fue contratada por el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras para actos de entrega de maquinaria en cuatro departamentos. Los pagos por ese concepto oscilan entre 28.000 y 50.000 bolivianos por actuación, de entre 40 y 60 minutos.

Valeno es también asiduo contratado del Ministerio de Culturas. Recibió una remuneración de 50.000 bolivianos por actuar en el día del Estado Plurinacional, y otras dos de 35.000 bolivianos, cada una, por presentaciones en el Dakar y en el Festival de Bandas de Oruro. El primer contrato se replicó, por el mismo monto.

Sonido y luces para los Kjarkas

En 2014, los Kjarkas actuaron en el cierre de campaña de Evo Morales. Un año después, el Ministerio de Culturas y Turismo contrató y pagó el servicio de sonido, iluminación y tarimas para el concierto número 5.000 de la afamada agrupación. El contrato –que no especifica si fue auspicio– fue por 35.000 bolivianos.

El evento se celebró en el Teatro al Aire Libre Jaime Laredo en octubre de 2015. El costo de las entradas para el público fue de 250 bolivianos en el sector Premium, 120 en VIP y 50 para General.

En marzo de ese mismo año, Culturas pagó 28.000 bolivianos por el servicio de pantallas LED y luces para el concierto Padres e hijos: Kjarkas – Chila Jatun. Según la información pública, ese financiamiento provino del Tesoro General de la Nación (TGN) y del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

En 2014, YPFB pagó al grupo 104.505 bolivianos por su participación en la campaña de socialización de la imagen institucional de la empresa estratégica.

Los Kjarkas fueron contratados en reiteradas oportunidades para actuar en actos oficiales. En 2017, por un concierto de una hora el día del Estado Plurinacional, recibieron una remuneración de 175 mil bolivianos.

En octubre del año pasado, la agrupación cobró 97.440 bolivianos por un show de 30 minutos en el lanzamiento de la Marca País. Un mes después firmó un contrato por 139.200 bolivianos para presentarse en la IV Cumbre de Países Exportadores de Gas.

El Ministerio de Culturas contrató a Los Kjarkas por 98.000 y 100 mil bolivianos, respectivamente, para que se presente en el almuerzo de clausura de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático.

También fue contratado la agrupación Tupay, uno de cuyos integrantes es el exalcalde cochabambino (MAS) Edwin Castellanos, el Cholango. Por esa actuación obtuvo 35.000 bolivianos.

CAUBOL: “Se ha creado una especie de monopolio”

El representante nacional de la Confederación de Artistas Unidos de Bolivia (CAUBOL), Édgar Rojas, considera que los ministerios y ciertos grupos han creado una especie de monopolio musical. Indicó que por derecho cada artista, de forma independiente, puede fijar su tarifa y cada instancia decide si contratarlos o no.

“El contrato tiene un carácter independiente porque cada grupo tiene la autonomía de definir sus tarifas. Lastimosamente los compañeros han visto estas situaciones y han tratado de ingresar a este mercado, pero no se puede porque se ha creado una especie de monopolio. Seguramente algunos de los que están dentro tienen una posición política que hace que den el perfil que las instancias estatales desean mostrar”, manifestó Rojas.