EN CARTA PÓSTUMA, GARCÍA MEZA AFIRMA QUE LLORENTI LE HABRÍA QUITADO $US 2 MIL EN CHONCHOCORO: «A TANTO LLEGÓ EL ODIO QUE ME HIZO SACAR HASTA LA ROPA INTERIOR»

 

Luis García Meza, el último dictador de Bolivia, en una de las dos cartas póstumas que dejó, contó que Sacha Llorenti, cuando era ministro de Gobierno, subió al penal de Chonchocoro, al día siguiente de su nombramiento, donde le sacó del ropero 2.000 dólares destinados para su abogada.

“Subió al penal de Conchocoro, llamando a un grupo de oficiales que estaba de servicio, pero en descanso, los llevo directamente a mi celda, violentó candados y chapas, así como alacenas y roperos, hizo subir algunos efectivos por una división entre dos dormitorios y un pequeño comedor y saco del ropero $us 2.000, dos relojes de marca, dos grabadoras, un corta pluma, un ajedrez marca Hasparov de 16 niveles. A tanto llegó el odio, que me hizo sacar hasta la ropa interior”, menciona la carta.

Detalla que todo esto fue con autorización de Régimen Penitenciario, además que Llorenti habría llamado personalmente al juez José Ayaviri para ordenarle reducir a García Meza en un ambiente de 3×3.

“Por lo cual el doctor José Ayaviri Siles, aceptó hacer todo este vejamen, posteriormente después de todos estos atropellos el señor Llorenti abandonó el lugar, donde entró sin orden fiscal y menos judicial, solo haciendo uso de su investidura de ministro”, detalla.