CONCURSO INTERNACIONAL EN COCHABAMBA: EXHIBEN GATOS DE HASTA 4.000 DÓLARES

 

Por segundo año consecutivo Cochabamba es sede de un concurso y show internacional de exhibición de gatos en el que se presentaron razas que valen desde 200 dólares a los 4.000 dólares.

El evento se realizó durante tres días en los que se eligió al gato más hermoso de Cochabamba entre 580 participantes, los cuales fueron calificados por jurados internacionales que llegaron exclusivamente para este encuentro, como Carlos Pedro Arrieta, presidente de Fedcat, el mayor concurso de felinos de Argentina.

Los mininos fueron la atracción de la población quienes sacaban fotografías y  buscaban la atención de los felinos, mientras éstos dentro de sus jaulas solo se limitaban a dormir.

Razas como la persa, Sphynx, criollo, angora, siamés y otros pasaron por manos de los jurados argentinos y brasileros.

El presidente  de la Asociación Felina de Cochabamba (Asfel), Norman Alejandro Gamboa, explicó que el departamento busca consolidarse como una  de las sedes para el desarrollo de competencias felinas, además de ser un espacio para los amantes de los felinos.

“Los gatos deben recibir una alimentación de primera o Premium a base de proteínas, vitaminas y otros que es lo que va hacer que el pelaje del gato sea el mejor, además de que la limpieza debe ser con productos especializados, cortes de pelo, uñas y otros”, relató.

Con todos estos cuidados especiales el costo de manutención de uno gato puede llegar a los 300 dólares mensuales. Existen criadores que tienen entre seis y ocho gatos, incluso más.

Un ejemplo de ello es Nayla, una gata de la raza Sphynx, importada desde Argentina, que costó 4.000 dólares y es única en Cochabamba. La característica de esa raza es que no tiene pelo y es muy delicada por lo que requiere cuidados especiales.

Según Arrieta, lo que se toma en cuenta para calificar a un gato es su belleza, las proporciones del cuerpo y cabeza, ojos, orejas, que sea atento, pelaje, uñas  y un sinfín de elementos que a los expertos no pasa
desapercibido.