CARLOS MESA: “YO YA HE SIDO CONDENADO”

 

 

El expresidente Carlos Mesa y vocero oficial de la demanda marítima se consideró “condenado” tras que la Fiscalía General del Estado emitió un requerimiento acusatorio de juicio de responsabilidades en su contra por el caso Quiborax.

A la vez anticipó que a partir de la fecha será militante activo y liderará la defensa del 21F.

“No tengan temor de que yo ya he sido condenado (…) no me sorprendería que a fin de agosto ya esté acusado por la Asamblea Legislativa y ésta pasará la acusación al Tribunal Supremo de Justicia para que se me abra el proceso penal correspondiente. Entonces habrá medidas cautelares. Veremos si hay embargo de bienes, prisión preventiva o cualquier conjunto de cosas que trate de eliminarme políticamente y como persona”, dijo la exautoridad a los periodistas.

Mesa agregó que este proceso “no es sino la confirmación de lo que está viviendo Bolivia en términos de su democracia, la criminalización de la política confirmada a través de este mecanismo que sustituye a la dictadura de botas y de charreteras, de tanques y de ametralladoras, por la persecución judicial, a título de investigación y a título de cargas de defensa del Estado”, manifestó Mesa en la plaza Murillo.

Horas antes, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, presentó desde la ciudad de Sucre, un requerimiento acusatorio contra Mesa ante la sala penal del Tribunal Supremo de Justicia y así dio luz verde al proceso para su juzgamiento por el caso Quiborax, empresa chilena que recibió del Estado $us 42,6 millones como indemnización.

El exmandatario será investigado por los delitos de conducta antieconómica, incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución.

NO SE SIENTE ACUSADO

Mesa al conocer la decisión de Guerrero dijo que no se siente acusado, sino que se siente acusador, y acusó al Gobierno y a sus funcionarios involucrados en el caso por la vergonzosa defensa del Estado.

“Acuso al presidente Evo Morales; acuso a su exministro de Defensa Legal del Estado, exprocurador general del Estado y actual ministro de Justicia (Héctor Arce), y acuso al actual procurador general del Estado (Pable Menacho) de haber llevado adelante una de las más vergonzosas defensas que se hayan conocido en función de los derechos y de las seguridades que tenía que guardar el Estado frente a una empresa pirata como es Quiborax”, apuntó.