CAMPESINOS AFINES AL MAS NO PERMITIRÁN INSCRIPCIÓN DE MILITANTES DE OPOSICIÓN EN EL ÁREA RURAL

 

Tres sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), que además son parte del Consejo Nacional por el Cambio (Conalcam), dijeron este lunes que no van a permitir el ingreso de opositores al área rural para que estos puedan realizar la inscripción de militantes.

Acuden a la “conciencia del pueblo”, que recuerda que a los que llaman los neoliberales les hicieron daño, no sólo a ellos sino al país, por lo tanto recalcan que no permitirán el ingreso de algún opositor al campo. “Los expulsarán” dijo el dirigente de las Federaciones del Trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, que  advirtió que organización social que registre a otro frente que no sea el Movimiento Al Socialismo (MAS) será sancionado.

“No es el criterio de los dirigentes, sino es el accionar de los compañeros, que los saqueadores, los que enfrentan, no tienen pisada al Trópico de Cochabamba. Vamos hacer cumplir lo que dicen nuestras bases”, declaró el dirigente al portal Urgentebo.

El viernes en la población de Sinahota (Cochabamba), un grupo de simpatizantes a fin al gobierno agredió a militantes del partido Frente de Izquierda Revolucionario (FRI) por el que postula Carlos Mesa. Les quitaron su banner y no los dejaron realizar el registro de libros.

Segundina Flores, Ejecutiva de las “Bartolinas Sisa”, comparte la decisión de los del Trópico  y advirtió  que se realizará un control para que no haya un registro de militantes contrarios al gobierno de Morales.

“Esa es la decisión orgánica y si quieren irse con la derecha que se vayan. Si hay ovejas negras que quieren irse, que se vayan, pero no se permitirá que vuelva la derecha”, dijo Flores.

Consultada sobre las sanciones que recibirían si es que alguien se inscribe a otro partido que no sea al MAS, la dirigente dijo que eso lo decidirán las bases entorno a los usos y costumbres.

Por su parte, Pedro Lucana, Ejecutivo de los Ponchos Rojos, dijo que no hay nada más que hacer que acatar lo la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia  (FSTCB) decidió no inscribirse a algún partido de oposición.

“Podrán llegar (los opositores), sentarse con su mesa y libros, pero ningún poncho rojo se va inscribir. Tampoco vamos a permitir (que entren), porque somos orgánicos”, sostuvo el dirigente.

El 22 de octubre, el sector sostendrá un ampliado para definir las estrategias para impedir que los opositores ingresen al área rural.