AUDITORÍA HALLA, AL MENOS, DIEZ FALLAS EN LA CIRUGÍA QUE SE LE PRACTICÓ A SEBASTIÁN

 

El informe preliminar de la auditoría médica que realizó el Servicio Departamental de Salud (Sedes) encontró unas 10 fallas en el protocolo médico que se siguió para la cirugía que se le practicó al niño Sebastián Justiniano, en la que se le retiró equivocadamente el riñón derecho en lugar del izquierdo, y también encontró indicios de responsabilidad por parte del médico Róger Moreno por inobservancia al protocolo de cirugía segura. Así lo informó ayer el secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, al indicar que los resultados finales de la auditoría se conocerán en unos diez días.

Las posibles fallas encontradas son:

  • La falta de evidencia que el doctor Roger Moreno haya evaluado al paciente durante la primera internación ni la última, ni el día de la cirugía.
  • Hay una orden de internación de fecha 3 de septiembre del Dr. Moreno, pero no se evidencia que la misma haya sido hecha desde la consulta externa o desde Emergencias.
  • No hay evidencia de que se haya realizado la valoración clínica ni evidencia de consulta médica en la que se haya realizado la orden de internación.
  • No se aprecia planificación hecha por el cirujano, el Dr. Moreno, de quien solo hay evidencia de su presencia en la reunión de la comisión de tumores y en el momento mismo de la cirugía.
  • No existe en el expediente la placa radiológica de la tomografía axial computarizada que haya sido utilizada de referencia al interior del quirófano, durante el acto quirúrgico.
  • Todo material imagenológico, que es la referencia para poder ver el tumor y ubicarse en la cirugía, se halla en un CD. La familia tenía las imágenes que debieron ser usadas en el quirófano.
  • Es evidente, mediante el formulario de verificación existente, que al interior del quirófano se ha verificado que el sitio quirúrgico fue el adecuado y que fue marcado adecuadamente como referencia, pero surgen varias hipótesis a ser consultadas en este aspecto.
  • No se llenan los ítems previos a la incisión ni posterior a la cirugía, por lo tanto, se incumple el protocolo.
  • Los protocolos quirúrgicos están sin hora.
  • En el diagnóstico preoperatorio no se especifica si el tumor estaba en el riñón izquierdo o derecho.

EL DEBER