APREHENDEN A UNA MUJER QUE COMERCIALIZABA QUIRQUINCHOS VIVOS, CADA UNO A 500 DÓLARES

 

 

Efectivos de la Policía Forestal de Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) aprehendieron a una mujer de 35 años de edad que fue sorprendida comercializando cuatro quirquinchos, animales en peligro de extinción, en el municipio de Desaguadero frontera con Perú.

Según las investigaciones preliminares, la acusada viajó el jueves a Arequipa, Perú, para comprar cuatro quirquinchos, cada uno a 720 soles.

Luego retornó a Bolivia y para no ser descubierta por controles policiales ingresó por la noche a Desaguadero.

Posteriormente los policías realizaron patrullajes por las tiendas de Desaguadero donde vende animales para ofrendas y para la suerte, y ahí sorprenden a la mujer vendiendo los quirquinchos.

«Hemos podido sorprender la compra de cuatro quirquinchos los cuales estaban siendo comercializados en un valor de dos mil dólares, cada uno a 500 dólares», informó el coronel Walter Andrade, director de Pofoma.

Mencionó que estos animales comúnmente son utilizados como ofrendas en algunos ritos que se practican en las minas donde se envuelven a los quirquinchos en una mesa y se los queman vivos.

La aprehendida es investigada por el delito de tenencia y comercialización de animales silvestres. Fue remitida al Ministerio Público y en las próximas horas se definirá su situación jurídica.

El jefe policial dijo que los quirquinchos de acuerdo al libro rojo del Ministerio de Medio Ambiente son animales declarados en peligro de extinción y por eso está prohibida su comercialización.

Los quirquinchos fueron revisados por un veterinario, están sanos, y en las próximas horas serán trasladados a un refugio, posiblemente a Oruro.