ALARCÓN AFIRMA QUE RIVERO CUENTA UNA ‘PELÍCULA DE FICCIÓN’

 

Carlos Alarcón, abogado y exviceministro de Carlos Mesa, negó este martes las acusaciones que hizo la diputada Susana Rivero, en la investigación del caso Odebrecht, y afirmó que la oficialista quiere contar a la opinión pública una “película de ficción”, para implicar al expresidente con sobornos.

Horas antes, la diputada Rivero, presidenta de la Comisión legislativa que investigó el caso, informó que se concluyó las pesquisas y se había encontrado  “indicios serios” contra ocho personas, entre ellas Carlos Mesa, respecto a irregularidades para direccionar contratos a empresas brasileñas.

Carlos Alarcón también fue implicado en el caso, porque siendo viceministro de Justicia fue designado ministro interino de Obras para firmar un Decreto Supremo de 2004, mediante el cual se autoriza la construcción de los tramos carreteros Roboré- El Carmen y El Carmen- Arroyo Concepción, que ahora son los observados por la Comisión legislativa.

El abogado descalificó la versión de Rivero. Explicó que en el Gobierno de Mesa no se desembolsó ningún centavo para esas obras, puesto que no se pudo consolidar el financiamiento. Señaló que el financiamiento se consiguió en el gobierno de Eduardo Rodríguez Veltzé y que los proyectos se ejecutaron también en la gestión de Evo Morales.

Afirmó que para ser real la versión de Rivero los presuntos sobornadores tendrían que ser unos “idiotas”, por dar dinero para un proyecto para el cual no se pudo conseguir el financiamiento.

Señaló que la oficialista contó una “película de ficción” al involucrar a Mesa, pero que la “verdadera película” está contada en un reportaje del periódico El Deber, en el cual se revelan correos electrónicos de presuntos sobornos que habría pagado Camargo Correa durante las gestiones de Rodríguez Veltzé y Morales.

Cuestionó que la investigación de Rivero sólo haya abarcado a un exministro de Rodríguez de “refilón” y no haya tocado al Gobierno del MAS. Aseveró que la intención de la investigacion realizada por la Comisión es encubrir a los verdaderos responsables de las irregularidades con las empresas brasileñas.

Mencionó, por ejemplo, que existe un correo electrónico en el que un ejecutivo de Camargo Correa califica de amigos a legisladores del periodo 2005, habla de un pago y una reunión en Sao Paulo. Señaló que en ese tiempo ya había parlamentarios del MAS y que sería fácil investigar esos viajes, pero la Comisión de Rivero no lo hizo.

Mesa, por su parte, envió una carta a Rivero en la cual menciona los correos electrónicos de las gestiones de Rodríguez y Morales. Planteó que con esos elementos son relevantes para que la investigacion se “extienda o amplíe hasta la gestión de gobierno del Presidente Evo Morales Ayma”.