ACUSADO DE ASESINAR A CUATRO MUJERES PERMANECIÓ ESCONDIDO 5 AÑOS. LA FAMILIA DE UNA DE SUS VÍCTIMAS NO DESISTIÓ Y GASTÓ EN TODO LO NECESARIO, LAS OTRAS FAMILIAS DEJARON SUS PROCESOS POR FALTA DE RECURSOS.

 

 

Elías C. (28) no salía de su casa en el día y no renovó su cédula de identidad por el lapso de cinco años, todo para evitar ser hallado por la Policía. Él está acusado de asesinar con golpes de piedra a Verónica Arnez (22), en 2013, y a otras tres mujeres.

Desde ese año, el acusado no renovó su cédula de identidad ni su licencia de conducir, a pesar de que trabajaba como taxista sólo en las noches, por la zona norte de Cochabamba.

Tras el asesinato, el acusado huyó a Chile y volvió en 2015 para radicar en Santa Cruz, donde violó a una mujer y fue denunciado por ese delito, pero otra vez huyó. Ese año retornó a Cochabamba para vivir en la zona de Frutillar, a sólo unas cuadras de donde fue abandonado sin vida el cuerpo de Verónica.

Todo este tiempo estuvo en su casa, no salía en el día. El sospechoso tiene dos hijas de cuatro años y un bebé de unos de seis meses, a las cuales no reconoció, porque no tiene su documento de identidad.

Elías es acusado de las muertes de otras tres mujeres: Liliana Choque Aguilar (15), Marianela Orellana (15) y Jessica Vía Villavicencio (16), que murieron de la misma forma que Verónica, entre 2007 y 2008. Por dos de estos casos fue absuelto y un caso fue sobreseído por falta de pruebas.

Pero la familia de Verónica no desistió y gastó sus recursos en investigadores y abogados. Las otras familias dejaron sus procesos por falta de recursos.

Desde 2013, Elías fue procesado en rebeldía y notificado por edicto, fue arrestado por la Policía el 10 de julio de este año en su casa, y el 11 fue detenido preventivamente. Su juicio oral por el asesinato de Verónica inició el 20 de julio.

LOS TIEMPOS