ABOGADO DENUNCIA QUE DUEÑO DEL JET FUE EXTORSIONADO

 

El abogado Omar Durán afirmó que su cliente, Ramón C. Manríquez, dueño de la empresa Global ExecAviation, fue víctima de extorsión de parte de presuntos funcionarios de la Dirección General de Aeronautica Civil (DGAC) que le pidieron dinero para poner en regla el avión jet que ya fue incautado por la Aduana.

Precisó que sonsacaron a su cliente unos 50 mil dólares, bajo argumento de que con ese dinero se cumplían los protocolos y multas, pero el empresario se sorprendió después, cuando le decomisaron el avión.

Afirmó que las mismas personas responsables de la extorsión, engañaron al empresario para que no venga a Bolivia, con el argumento de que tenía una orden de aprehensión en su contra, lo cual según el jurista es falso.

El jurista aseveró que su cliente llegará a Bolivia para denunciar las irregularidades e iniciar las acciones para recuperar el avión.

El Gobierno ya anunció que la incautación es irreversible, pero Durán aseguró que la aeronave se puede recuperar o de lo contrario irán a instancias internacionales para hacerlo.

PÁGINA SIETE