59% DE LAS LESIONES EN NIÑOS SON POR JUEGOS PIROTÉCNICOS SE GENERAN EN LOS DEDOS, MANOS Y CABEZA. QUE HACER EN ESOS CASOS

 

 

 

De acuerdo con registros del Ministerio de Salud más de la mitad de las lesiones son quemaduras.

“Los niños corren dos riegos al manipular fuegos artificiales estos pueden ser físicos, es decir, cuando daña la integridad del menor y en segundo lugar, el efecto de contaminación atmosférica”, advirtió este viernes el Jefe de la Unidad de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, Daniel Cruz.

Del total de las lesiones más comunes generadas por el uso de pirotecnia, el 40% se produce en los dedos, 19% en la cabeza, cara, oídos, el 15% en el tronco (torso), 13% en las piernas, 12% en los ojos y el 1% en brazos.

La autoridad explicó que fuegos artificiales emanan metales pesados como el perclorato de sodio, partículas de plomo, cromo y antimonio que pueden causar irritación en las vías respiratorias, inflamación en la garganta, dermatitis, dolores de cabeza, conjuntivitis y mareos.

“La pirotecnia no debe guardarse en los bolsillos, tampoco arrojarlos contra muros, tener cuidado a donde apuntar, no colocarlo entre objetos como ladrillos, piedras y botellas”, aconsejó Cruz.

¿Qué hacer en caso de quemaduras?

En primer lugar, lavar la herida con agua abundante y limpia (evitar líquidos excesivamente fríos), posteriormente cubrirla con un paño limpio y seco.

En caso de quemaduras extensas abrigarlas para conservar la temperatura corporal.

En accidentes oculares, no tocar, ni realizar ninguna maniobra sobre los ojos, sino acudir al centro de salud más cercano.

Evite complicaciones

Si se presenta una quemadura no aplicar hielo a la zona afectada, tampoco separar la ropa o accesorios que estén adheridos a la piel, porque podría empeorar la situación.

No usar remedios caseros como cremas, aceites, pastas dentales, tomate, entre otros; aunque logren aliviar momentáneamente el dolor.

Jamás reventar las ampollas, porque el líquido que contiene es estéril y evita las infecciones.