TARIJA: CARRITOS DE COMIDA AL PASO PAGAN IMPUESTOS MUNICIPALES Y TIENEN PUNTOS ESPECÍFICOS DONDE UBICARSE

 

“Hemos sido algunas veces criticados y mal vistos pero es porque la gente no tiene conocimiento”, expresó Carlos Fernández, propietario de Q’Salsas, al explicar que los carritos de comida rápida que se encuentran en los diferentes puntos de la ciudad, pagan impuestos municipales, según declaró en “Sin tacos ni corbata” de radio Luis de Fuentes.

“Nosotros pagamos impuestos. No es el canchaje que pagamos sino impuestos trimestrales, semestrales, anuales y aportamos a nuestro municipio”, señaló.

En el caso de la empresa de la que es propietario indicó que anualmente llega a pagar un total de más de 1800 bolivianos, monto que es cancelado de manera trimestral.

Además, sostuvo que desde que se suscitó el problema de vendedores ambulantes en el parque Bolívar, que afectó a su sector, ya se los ordenó de mejor manera, habilitándose puntos autorizados por el municipio para que los vendedores de comida al paso puedan instalarse, indicó.

“A raíz de ese problema se ordena y se hace una planificación, entonces se ponen puntos específicos donde pueden haber estos puntos de comida al paso: parque Temático, Senac, Juan XXIII, el estadio, parque Bolívar y seguramente con el trascurrir del tiempo podremos ver otros puntos enfocados a este tipo de comida”, detalló.

Según Fernández, la población también debe reconocer el movimiento económico que genera este tipo de actividad comercial, que al igual que otras iniciativas como los restaurantes, involucra un riesgo económico con el plus de que también está el peligro de robos, accidentes de tránsito y factores climatológicos.