POR CRECIMIENTO DE VANDALISMO EN EL ÁREA RURAL Y FALTA DE SEGURIDAD, CAMPESINOS ANUNCIAN JUSTICIA COMUNITARIA

 

“Los campesinos estamos totalmente desprotegidos, no hay una política de seguridad ciudadana por parte de nuestras autoridades, tanto del municipio como de la gobernación, estamos abandonados” dijo la dirigente campesina de la Central de Cercado, Marcela Guerrero, quien menciona que a raíz de esa inseguridad restaurarán sus sistemas de seguridad comunitaria, donde comunidades con sus propios recursos se van a organizar para hacer justicia comunitaria.

Guerrero manifestó que la comunidad de San Blas ya se encuentra organizándose y estarían colocando los muñecos de advertencia a cualquier acto vandálico, como así se estarían generando medidas de seguridad, como grupos de Whatsapp, petardos, pitos, entre otros recursos para que se pueda mantener más segura las comunidades.

“Vamos a coordinar con las autoridades para que se pueda hacer los patrullajes respectivos, porque los fines de semana, se ve que mucha juventud y desconocidos van a las comunidades campesinas a consumir bebidas alcohólicas y nadie hace nada al respecto”, dijo.

Sobre el trabajo de la policía, Guerrero dijo que el despliegue de la policía no es suficiente y algunos programas de seguridad hizo que retomaran a la justicia comunitaria.