PENÉLOPE CRUZ, JAVIER BARDEM, Y RICARDO DARÍN ENTRE LOS PRINCIPALES DEL FILM ‘TODOS LO SABEN’, EN CARTELERA DEL MEGA CENTER

Secretos y mentiras. Lo que allí era un grupo de amigos que pasaban un fin de semana en la costa, donde surgía un imprevisto que desbarataba todos sus planes, es en ‘Todos lo saben’ la reunión de parientes e invitados que celebran una boda rural. La fiesta se ve interrumpida por un suceso que hará aforar los elementos que son seña de identidad de Farhadi: secretos y mentiras que llevan a falsas certezas que generan sospechas sombrías en las que se debaten, película tras película, sus personajes. En ese momento, la acción atrapa sin remedio al espectador.

La historia está rodada con tanta sencillez, contada de un modo tan simple y situada en lugares tan cotidianos que es imposible no identificarse en ella y vibrar con reacciones tan comunes ante una tragedia como las vueltas sin sentido que una soberbia Penélope Cruz, presa de la angustia y el pánico, da por la casa en busca de una respuesta;o como lanzarse junto a Javier Bardem, inmenso en su papel de buen hombre, a rastrear pistas imposibles en plena noche, o como refugiarse, con un contenido Ricardo Darín, en la confianza que da la fe religiosa. El hecho de que la incertidumbre y el dolor, los viejos rencores y esas heridas del pasado que jamás llegan a cicatrizar muerdan a miembros de una misma familia torna más hiriente aún cada palabra y cada gesto.

La magnífica y conmovedora parte central del film, y la maestría de Farhadi al retratar, en cualquier idioma, sin juzgarla, el alma humana, hacen de Todos lo saben, a pesar de un inicio algo rutinario, un ritmo irregular y un desenlace endeble, uno de los grandes estrenos del año y la mejor baza de nuestro cine de cara a los próximos Oscars.

0 0

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *