«NOS HA INUNDADO LA CARNE DE SANTA CRUZ, ES UNA PÉRDIDA ENORME» PARA EL SECTOR GANADERO DE TARIJA

La producción de carne cruceña ha inundado el mercado tarijeño, y los productores locales no pueden competir con los precios ya establecidos. Muchas veces se quedan con la carne y para evitar que se desperdicie deben venderla a sus vecinos, hacer un trueque o comérsela, así lo manifestó el dirigente ganadero de Padcaya, Antonio Montero.

«Nos ha inundado la carne de Santa Cruz, y tampoco podemos (competir) con nuestros animales por cuestiones de precio. Lamentablemente, a nosotros allá nos están pagando 13, 14, 15 bolivianos el kilo gancho y eso pues no sale. Una vaca está a 1.200, 2.000, 3.500 (bolivianos), entonces es una pérdida enorme para el sector ganadero», dijo.

Según Montero, la pérdida asciende al 40 por ciento, porque la gente prefiere comprar la carne cruceña que llega en camiones frigoríficos y así se evitan de ir a los mataderos tarijeños, donde ni siquiera se garantiza la calidad en cuanto a higiene, principalmente en las provincias, según informó el dirigente.

La provincia Arce tiene, aproximadamente 40 mil reses, pero, al no tener venta, el número no disminuye, pero sí reduce la cantidad de forraje, lo que provoca que muchos animales estén flacos y pequeños, y se acrecienta la brecha para competir con la carne camba.

En cuanto a la producción lechera, refirió que la enfermedad de la Mastitis les ha afectado bastante, hay un 30 por ciento de disminución de leche. «No hemos podido curarlas (a las vacas), porque sale caro, y lo que hemos hecho es secarlas a las vacas, pero de aquí a tres meses van a volver a parir y si seguimos así con la enfermedad, vamos a seguir con los mismos problemas», sostuvo Montero y agregó que en Padcaya hay aproximadamente 250 productores lecheros.

Las autoridades gubernamentales no hacen nada al respecto a pesar de las solicitudes de este sector en Tarija.

0 0

También te podría gustar...