GOBERNADOR OLIVA AFIRMA QUE DETERMINACIÓN JUDICIAL EN SU CONTRA ES UNA JUGADA ELECTORAL


El gobernador de Departamento de Tarija, Adrián Oliva, sostuvo que el arraigo nacional dictaminado en su contra los pasados días por el caso denominado cemento asfáltico, responde a una arremetida política en esta etapa electoral. Indicó que se someterá a la justicia y asumirá las acciones que corresponda, según dijo en contacto con el programa “Sin tacos ni corbata” de radio Luis de Fuentes.


“Me sorprende que en otros casos como el del tramo Tolomosa – Camacho, donde se ejecutaron más de 60 millones de bolivianos y no se haya asfaltado un kilómetro, no se abra ninguna investigación ni se diga absolutamente nada, y a nosotros se nos acuse de ejecutar obras, por hacer caminos, entregarlos y reponer asfalto”, manifestó al afirmar que la determinación judicial “es comprensible porque estamos en época electoral”.


Oliva explicó que el caso por el que se le acusa, se debe a haber utilizado un cemento, que se tenía en almacenes para que no se desperdicie, para la construcción del tramo Santa Ana – Yesera y haberlo repuesto después.


“Voy a seguir trabajando, estoy enfocado en la gestión, creo que vamos tener que asumir en todos los ámbitos las acciones que correspondan, me voy a someter a la justicia. La población es consciente de las motivaciones por las que se hace estas cosas”, señaló Oliva y afirmó no temer ser inhabilitado para ser candidato en las próximas elecciones subnacionales.