CON 11 AÑOS ELVIS LLEGÓ DESDE IVIRGARZAMA A COCHABAMBA EN BICICLETA EN BUSCA DE SU MADRE, ESCAPANDO DEL MALTRATO QUE RECIBÍA DE SU MADRASTRA Y HERMASTROS

 

 

Cansado del maltrato, Elvis, el pasado viernes, agarró su bicicleta y dejó atrás los golpes de su madrastra y hermanastros que eran avalados por su padre y fue en busca de su madre, quien —según dijo— está en el municipio de Tiraque. Con tan sólo 11 años, pedaleó por varios kilómetros, durante una noche y dos días, desde Ivirgazarma (Puerto Villarroel) hasta llegar a la ciudad de Cochabamba.

Cuando se cansaba, se dormía abrazado de su bicicleta para evitar que le roben su medio de transporte porque no contaba con dinero, y, cuando tenía hambre, pedía a los viajeros algo de comer.

Elvis salió con lo que tenía puesto, un pantalón de jean, una polera de algodón y un polerón a rayas de color plomo y azul marino. La bicicleta de color rojo y negro es de uno de sus hermanastros.

El domingo en la mañana llegó a la ciudad, se detuvo en las calles República y Pulacayo, y se acercó a una vendedora para pedirle comida, a ella le contó cómo había escapado de su casa y llegado a la ciudad. La mujer, conmovida por la historia del niño, le dio de comer y comunicó lo sucedido a Radio Patrullas 110.

La Policía llevó al niño a la EPI 6, informó Pedro Carpio. El policía que atendió el caso, quien también quedó afectado por la historia, dijo: “Le invitamos tojorí con pan. Casi se lo come el vaso más. Estaba de hambre, insolado y cansado”.

El niño contó a la Policía que sus hermanos mayores le daban varias tareas que debía cumplir y buscaban cualquier excusa para golpearlo sin piedad, “su padre no decía nada, más bien apoyaba las acciones de sus hijos mayores; la madrastra también lo agredía”, indicó Carpio.

En un hogar

Pese a tanto sacrificio, Elvis, hasta ayer, no pudo reencontrarse con su madre. El menor fue derivado a la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de Cercado, que remitió al niño a un hogar, según dijo el director de esa repartición, Jhonny Bustamante.

El funcionario explicó que se coordinará con las defensorías de la Niñez de Tiraque e Ivirgarzama para encontrar a los progenitores del menor de edad.

“No sabemos si el niño ha sido reportado como desaparecido en el trópico. En el hogar donde está lo ayudarán a encontrar a sus padres”.

El matutino Los Tiempos se contactó con el comandante regional del trópico, Boris Bellido, quien indicó que en Ivirgarzama ningún niño con ese nombre había sido reportado como desaparecido.

En 2017, en Cercado se registraron 6.445 casos de violencia contra niños. Entre los reportes más relevantes estuvieron 422 hechos de irresponsabilidad materna que afectaron a menores.