TAXISTA MATA A UNIVERSITARIO Y OCULTA SU CADÁVER

El cadáver semidesnudo y con la cabeza destrozada de Rodrigo Fernando Quisbert Vallejos, de 27 años de edad, fue hallado ayer por la mañana, tapado con piedras de gran tamaño. El conductor de un radiotaxi confesó haber asesinado y escondido el cadáver del estudiante de Medicina de la Universidad Técnica de Oruro (UTO).

Según un reporte, Quisbert salió de su domicilio el pasado lunes por la mañana con dirección a su universidad y desde esa fecha desapareció sin dejar rastro alguno. Sus familiares y compañeros iniciaron su búsqueda.

Ante las faltas de respuesta de Policía, sus allegados se convirtieron en investigadores y lograron identificar el local en el que Rodrigo fue captado por las cámaras de seguridad.

El joven sale del centro de diversión en presunto estado de ebriedad y aborda un radiotaxi, con esas imágenes, los familiares lograron identificar el vehículo y dar con el conductor que admitió haber asesinado y escondido el cadáver del universitario.

Ayer, en horas de la mañana, el taxista llevó a los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) al lugar donde escondió al universitario. El cadáver estaba destrozado.

“Éramos como hermanos, estudiábamos juntos, lo conocemos desde el primer semestre. Su meta era ser el mejor médico y estaba a punto de salir, incluso ya tenía decido a donde ir a hacer su internado”, señaló uno de los compañeros de Rodrigo.

Allegados, amigos y compañeros del joven estudiante cuestionaron la labor policial y protagonizaron ayer una marcha exigiendo justica y trabajo transparente a la instrucción verde olivo.

GENTE