SUCRE: MADRE FLAGELA A SU HIJA DE 4 AÑOS CON ‘QUINSACHARAÑA’ Y CABLE

 

Una madre golpeó a su hija de cuatro años con una “quinsacharaña” (chicote) y el cable del cargador del teléfono celular hasta dejarle muchas marcas en su cuerpo. El médico forense estableció un impedimento de 14 días y ahora la madre enfrenta un proceso penal por violencia familiar, informó ayer el períodico Correo del Sur.

El caso fue denunciado en la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia del Distrito 5 de Sucre y por la maestra de la niña, que se percató de las lesiones el mismo día del hecho, informó la abogada de esa oficina Yovana Romero.

La agresión ocurrió el lunes. La madre golpeó a su hija con tal fuerza que le dejó varias marcas en su cuerpo. La mayoría de ellas en la espalda y otras en brazos y piernas.

Pese a los latigazos que recibió la niña, la madre le llevó al kínder en el turno de la tarde como si nada hubiese pasado. En su escuela la menor contó a su profesora la paliza que había recibido. La información no fue tomada muy en cuenta por la maestra hasta que la niña empezó a enseñar las lesiones a sus compañeros, incluso descubriéndose la ropa de la espalda diciéndoles que su mamá le había pegado. La maestra tomó atención y observó que las marcas de la agresión no sólo eran una o dos, sino varias y muy bien definidas, lo que daba cuenta de la fuerza que empleó la madre para agredir a su hija.

Indignada por la violencia que se había empleado en contra de su alumna, la profesora puso la denuncia en la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia del Distrito 5.

Esa dependencia municipal activó el protocolo para pasar el caso al Ministerio Público como un hecho penal. El examen del médico forense estableció 14 días de impedimento, dijo Romero.

Notificada la madre de lo que estaba ocurriendo con su hija, se presentó con su pareja, padrastro de la niña, a reclamar por su hija, pero la Defensoría decidió enviarla a un centro de acogida hasta que se aclare la situación legal de la mamá.

La mamá trató de justificar la agresión asegurando que había pegado a su hija porque no hizo la tarea, se investiga también al padre ya que cuando la niña fue azotada él habría estado presente y no la detuvo ni denunció la agresión.

La abogada de la Defensoría manifestó que la Fiscalía prepara la denuncia formal contra la madre por violencia familiar, ahora están a la espera de la audiencia de medidas cautelares.