ROMERO NIEGA ACUSACIONES DEL CUÑADO DE «OTI», QUIEN DIJO QUE ESTABA IMPLICADO PARA ACALLARLO POR SUPUESTOS NEGOCIADOS CON EL MINISTRO

 

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, rechazó las sindicaciones del abogado Óscar Mario Peña, cuñado del extinto Víctor Hugo Escobar alias «Oti», a quien acusó de preparar su huida al Brasil, dado que éste sería parte de la banda delincuencial que encabezaba por Escobar y que se dedicaba a la extorsión de reos en el penal de Palmasola.

«Son acusaciones temerarias y descalificadas de un sujeto que estaba adoptando las medidas preparatorias para fugarse a Brasil. Él está siendo investigado por varios delitos de la organización de Oti que se dedicaba a extorsionar a delincuentes peligrosos», indicó Romero en una entrevista con  Bolivia Tv ofrecida la noche del ayer.

El pasado martes, «Oti» fue asesinado con al menos 14 puñaladas y otras agresiones en dependencias de la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro, penal al que fue trasladado de Palmasola en marzo pasado luego de ser acusado de organizar una revuelta para tomar el control del sector PC4 del penal cruceño.

Tras el hecho, múltiples hipótesis se generaron sobre el asesinato de «Oti» y una de ellas fue el que planteó Peña, quien acusó públicamente al ministro Romero de estar detrás de la muerte de Escobar para acallarlo respecto a supuestos negociados irregulares de terrenos en Palmasola, un vehículo e incluso armas.

«Precisamente porque Oti sabía todo lo que sucedió y sabía lo que había hecho con Romero», aseguró Peña en contacto con un medio televisivo antes de ser aprehendido acusado del delito de atentado contra altos dignatarios de Estado, cargo que el jurista negó rotundamente.

«Yo físicamente no amenacé a nadie ni estoy armado, soy inocente», refirió el abogado que dijo que la única denuncia contra él proviene de una mujer policía y de ningún dignatario de Estado.

Según el ministro de Gobierno, la acusación de Peña carece de lógica puesto que de ser cierta no se hubiera ordenado la intervención de la cárcel de Palmasola para acabar con «la estructura criminal de uno de los delincuentes más peligrosos del país».

«¿Qué lógica tendría desarticular su organización, mandarlo a Chonchocoro y aislarlo de su estructura criminal si es que yo tuviera algún tipo de contubernio con Oti?», cuestionó Romero.

La autoridad explicó que la supuesta apropiación ilícita de las 14 hectáreas de terreno en Palmasola no es más que una mentira, ya que la transferencia, regulación y saneamiento de estos terrenos fue realizado por la Gobernación de Santa Cruz.

«Me han entregado el titulo ejecutoriado de Palmasola en un acto público. Decir que hay un fraude entorno a la superficie de Palmasola sería equivalente a poner en cuestionamiento a este trabajo de saneamiento que hizo la Gobernación de Santa Cruz», agregó.

Finalmente, Romero lamentó que personas como Peña, a quien acusó de tener antecedentes penales por tráfico de armas y haber sido el directo colaborador de «Oti», obtenga palestra mediática para acusar sin pruebas.

Además acusó a la oposición de ponerse del lado de los delincuentes tras valerse de las acusaciones de Peña para descalificar su labor y el de las autoridades policiales.

«Estas acusaciones descalificadas que las apropian algunos políticos de oposición nos muestra que se ponen de lado de la delincuencia para denostar el trabajo de seguridad ciudadana que hemos desarrollado, eso con tal de perjudicarnos políticamente», aseguró.