POLICÍA EBRIO EN EL ALTO, ARROLLA A TODA UNA FAMILIA DE CINCO MIEMBROS QUE PASEABA EN BICIS

 

Un oficial de la Policía, que conducía un vehículo en estado de ebriedad, atropelló el domingo pasado a una familia de cinco miembros que paseaban en bicicletas en la zona de Río Seco de la ciudad de El Alto. Dos adultos y tres menores de edad resultaron heridas y fueron trasladadas al Hospital del Norte.

El padre de los niños lesionados relató que paseaban en bicicletas en la zona de Río Seco, cuando fueron embestidos por un vehículo conducido por una persona en presunto estado de ebriedad.

“Primero el auto chocó y arrastró a mis hijos, yo reaccioné y agarré a mi hija pequeña que estaba en mi delante, pero luego sentí el golpe y todos fuimos atropellados”, señaló a la televisora ATB Lidio Condori, quien continúa hospitalizado, al igual que sus hijos de 6 y 7 años de edad.

Supuestamente el motorizado arrastró unos cinco metros a uno de los menores y pasó por encima de su bicicleta. Personal de la Dirección de Tránsito arrestó al conductor con fines investigativos.

Por su parte, la madre de los niños, que la pasada jornada fue dada de alta, se trasladó a dependencias policiales para denunciar al policía, que al margen de protagonizar el atropello, se portó de manera agresiva y amedrentó a las víctimas después de arrollarlas.

“El autor del atropello es Daniel López Cordero y en ese momento tenía 1.50 grados de alcohol. Exigimos que sea sancionado y se haga cargo de las curaciones. Nosotros no contamos con muchos recursos económicos”, señaló Mery Laura Callisaya. La mujer contó que su esposo había llegado hace poco del Beni, donde trabaja como chofer de una volqueta, para compartir son sus hijos después de varias semanas de ausencia. Es así que él planificó realizar un paseo en bicicleta el domingo pasado, pero con tan mala fortuna que ese tiempo familiar acabó en una tragedia por la irresponsabilidad de un conductor ebrio.