PASTOR DE IGLESIA ACUSADO DE ABUSOS SEXUALES A MENORES, FUE ENVIADO A LA CÁRCEL

 

“No sé qué intereses tendrán, no las conozco”, se limitó a señalar Bernabé A. V., pastor de una congregación evangélica de Santa Cruz, quien el lunes fue enviado a la cárcel de Palmasola por el proceso que le sigue un grupo de mujeres que lo denunciaron por abusos sexuales cuando eran menores de edad.

Las víctimas que hoy son mayores de edad, presentaron a los investigadores del caso varios videos que determinaron la suerte del líder religioso.

“Los hechos se habrían suscitado cuando ellas (víctimas) entraban a conocer algunos estudios bíblicos”, señaló el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Francisco Vidaurre.

Los ilícitos sucedieron en 2009, pero fueron hechos públicos en 2012, cuando una niña de 13 años le contó a su madre que el pastor de la iglesia a la que asistía en el barrio San Juan de la avenida El Triunfo la había violado.

Meses después, Bernabé A. V. desapareció sin ningún rastro hasta diciembre de 2017, cuando retornó al barrio “como si nada hubiese pasado”, contó Sandra F. C., una de las denunciantes.

Demoraron cuatro meses para conseguir una orden de aprehensión que se consolidó cuando otras cuatro víctimas se sumaron a la primera denuncia.

No obstante, en la audiencia de medidas cautelares de ayer, aparecieron otras supuestas víctimas más. Todas formaron parte del grupo de canto y música de la congregación.

“Él decía que sí o sí teníamos que ir a las consejerías una o dos veces por semana y que nosotros somos piedra de tropiezo si no hacíamos morir nuestra carne y empezaba a manosearnos con la Biblia”, señaló una de las denunciantes.

Otra joven que hoy tiene 18 años denunció que el sindicado la abusó sexualmente en uno de los ensayos para panderetista y en esa ocasión amenazó con hacer caer una maldición contra su familia si denunciaba el hecho.

El pastor que hoy tiene 50 años y hasta hace poco dictaba seminarios religiosos en nombre de Dios negó frente al juez todas las acusaciones y reivindicó su inocencia, pero la Fiscalía está segura de demostrar su responsabilidad para encarcelalo.