«PALO BLANCO» DEL CASO MOCHILAS SE ENTREGA Y AFIRMA QUE FUE USADO

 

“No voy a poder decir nada, van a disculpar”. Eso fue lo que respondió ayer el representante legal de la Asociación 26 de Febrero, Néstor García Maygua, al ser abordado por la prensa al entregarse en la Fiscalía Anticorrupción para responder por las irregularidades en la compra de mochilas para la Alcaldía.

García Maygua fue incluido en la investigación porque en enero de 2018 estampó su firma junto a la del alcalde José María Leyes y la secretaria de Desarrollo Humano, Andrea García, para que la Asociación 26 de Febrero se adjudique un contrato de 12,4 millones de bolivianos para la provisión de 91 mil mochilas con material escolar.

El representante legal se presentó voluntariamente para aclarar su situación legal y su defensa reveló que el dueño de la empresa MSPC, Juan de Dios Morales, lo contactó para que consiga los requisitos para participar en la licitación de las mochilas a cambio de 3.500 bolivianos.

Tras declarar por por tres horas y media en la Fiscalía Anticorrupción, quedó aprehendido porque no acudió a declarar en la fecha prevista. Fue trasladado a celdas de la Felcc.

Uno de sus abogados, Luis Fernando Santiváñez, señaló que su defendido fue usado como un “palo blanco” por Juan de Dios Morales, dueño de MSPC, quien se adjudicó las mochilas para 2018.

“René Juan de Dios Morales tiene un acuerdo verbal con mi defendido, a quien debió cancelar 3.500 bolivianos por hacer algunos trámites, porque la empresa estaba en Santa Cruz”, señaló, al pedir que se verifique que su defendido no cuenta con grandes sumas de dinero.

“La cuenta asciende a 950 bolivianos, es una persona de 61 años, de condición humilde. Él no actuó con mala intención, ni dolo”, declaró.

El otro abogado de García, Roberto Tarquino, solicitó a la Fiscalía tomar en cuenta la situación económica de su defendido. “A diferencia de otras personas aprehendidas, entre ellas el alcalde Leyes, hay mucha la diferencia económica, este aspecto también debe tomarse en cuenta”, resaltó.

Celia García, hermana del procesado, explicó entre lágrimas que Néstor fue contactado por René Morales, con quien tienen una amistad desde la universidad motivo por el cual habría aceptado ser el representante.