MINISTERIO DE JUSTICIA: 30 AÑOS DE CÁRCEL PARA EL ASESINO CONFESO DE LA NIÑA ESTHER

Zenón Manzaneda Juchani fue sentenciado a 30 años de prisión este jueves tras admitir su culpabilidad en el asesinato de la niña Esther y someterse a un juicio abreviado. El Ministerio de Justicia se encargó del patrocinio legal para la familia desde el levantamiento del cadáver de la víctima, por lo que los abogados del SEPDAVI son los representantes legales de la madre.

“Dentro del marco del debido proceso y con el patrocinio legal con el que estuvo acompañando el Ministerio de Justicia, consideramos que ya se hizo justicia en este caso, ya se ha dictado sentencia en este proceso. Zenón Manzanera admitió su responsabilidad, se ha acogido al juicio abreviado y la jueza determinó 30 años de cárcel, la máxima pena que establece el Código Penal”, resaltó el viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, Huberth Vargas.

La autoridad se hizo presente en la audiencia desarrollada en el Juzgado Segundo de Instrucción Penal cautelar de El Alto, y detalló que el autor confeso de infanticidio pidió disculpas a la familia. Respecto al suegro de Manzaneda, la jueza Milenka Gutiérrez dictó un año de prisión por encubrimiento, pero los abogados del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (SEPDAVI) apelaron y lograron dos años, que es la pena máxima para este tipo de delito.

Esther, una menor de nueve años, fue hallada sin vida sobre una vereda el domingo 5 de julio, en inmediaciones de su vivienda, ubicada en la zona Luis Espinal de El Alto. La autopsia reveló que murió a causa de asfixia por estrangulamiento. El hecho ocurrió mientras Yola, su madre, salía junto a su hijo de nueve meses a vender fruta para el sustento diario.

Desde entonces, los abogados del SEPDAVI, institución que depende del Ministerio de Justicia, se hicieron cargo del caso y se constituyeron en la defensa legal de la madre de Esther. Además, se activaron los servicios de apoyo psicológico y social para la familia.

PRENSA MINISTERIO DE JUSTICIA