LA PAZ: PACIENTE CON CÁNCER DESTAPA CORRUPCIÓN EN HOSPITAL GENERAL

 

Angustiada y cansada de suplicar, María (nombre  ficticio para evitar posibles represalias) llora por no contar con los resultados del tratamiento que recibió hace seis meses en la unidad de Radioterapia del Hospital de Clínicas de La Paz. Asegura que pagó por ese tratamiento, pero lamentablemente no le dieron recibos.

La víctima presentó el 8 de noviembre del año pasado su queja a través de una carta al jefe de la Unidad de Radioterapia del nosocomio público. Doce días después, María remitió la denuncia con pruebas a la dirección del Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz. El caso fue enviado a la Unidad de Transparencia de esa entidad, que luego de una investigación halló indicios de responsabilidad en cuatro funcionarios.

Según fuentes que trabajaron en el nosocomio y pacientes, que por temor piden guardar su nombre en reserva, la historia de María destapa una presunta red de corrupción que involucra a funcionarios que trabajaban en la Unidad de Radioterapia del Hospital de Clínicas.

La mujer oriunda de Chulumani buscó un especialista en La Paz. “(Fui) al consultorio privado del doctor  .Q. Ahí el doctor me dijo que debía hacer un tratamiento de radioterapia, por lo que me pidió que vaya al Hospital de Clínicas -donde él también trabajaba- para iniciar el tratamiento”, relata.

Cuenta que después de algunas sesiones el especialista le dijo que el costo total iba a ser de 12.000 bolivianos. “Le rogué al doctor que me ayude y que me rebaje porque yo no tenía tanto dinero. Para mí es casi imposible tener esa plata, porque vivo en el campo, mi familia no tiene muchos recursos”, relata.

Relata que cuando concluyó las 15 sesiones, el doctor le exigió que termine de pagar los 4.000 bolivianos restantes, de lo contrario no le entregaría los resultados de su tratamiento.
“Eso me cayó como agua fría porque no cuento con ese dinero”, dice María. Por eso, dejó de insistir, pero la incertidumbre de saber cómo está su salud fue tan grande que volvió donde el médico para “rogarle” la entrega de los resultados, pero, el galeno se negó: “Tienes que pagarme lo que falta, me ha dicho”, cuenta.

Según el director del nosocomio público, Gonzalo Sillerico, cuando la denuncia llegó a su despacho, debido a lo delicado del caso, fue derivado al SEDES La Paz, donde desde diciembre de 2017 se investiga. “Debido a esta denuncia el doctor (implicado) ya no trabaja en el hospital”, respondió de forma escueta.

El director del SEDES La Paz, Freddy Valle, informa que la queja llegó a su despacho en diciembre y que fue derivada a la Unidad de Transparencia de esa institución. “Hubo una denuncia de parte de una ciudadana contra un profesional que ejercía sus actividades en el hospital, es por cobros indebidos”, dice, aunque remarca que el galeno denunciado no era de planta y sólo trabajó en el hospital por cuatro meses y a contrato.