LA EXJUEZA PACAJES DENUNCIA A EXJUECES DE SU TRIBUNAL POR CONSORCIO

 

La exjueza Patricia Pacajes  denunció a los otros dos exjueces, sus excolegas, que dictaron la sentencia en el caso bebé Alexander de  haber recibido dinero y de haber tenido una reunión  con la exfiscal Susana Boyán, de haber manipulado  cinco juicios y ser parte de un consorcio ilegal.

En un  contacto con Página Siete, la exjueza Pacajes afirmó que ella fue presionada  por sus colegas Roberto Mérida y Gladis Guerrero para emitir la sentencia en el caso bebé Alexander y señaló a la fiscal Susana Boyán de haber realizado una incorrecta investigación.

El abogado de Pacajes, Gabriel Santander,  informó que estos extremos fueron explicados en una denuncia que fue presentada el 15 de noviembre ante el Consejo de la Magistratura.

“Después de emitir la sentencia del caso bebé Alexander  (el lunes 26 de marzo) el secretario del Tribunal (Ramiro Tonconi) me dijo que el día domingo  25 de marzo, se habrían reunido los dos jueces Mérida y Guerrero, iba haber problemas en este proceso”, señala parte de la denuncia de Pacajes.

En el documento al que accedió Página Siete, Pacajes denuncia a Mérida de haber recibido 2.000 dólares de un ciudadano peruano de apellido Mezza, implicado en tráfico de armas.

Señala que por la amistad que tenía con sus colegas, una procesada por otro caso, de apellido Mejía Sequeiros, se beneficiaba con “salidas prolongadas” de dos y tres días y que luego de la difusión del audio que reveló detalles del caso Alexander, ella  logró salir de la cárcel.

La exjueza señala, además, que junto a sus colegas Guerrero y Mérida, forman parte de un consorcio “la fiscal  Boyán, los abogados   Sergio R., Saúl V., Raúl F. y otros”, quienes llevan otros juicios.

En esos procesos, Pacajes asegura que hay procesos abreviados “irregulares” como los que se dieron en el caso Alexander.

En la denuncia, la exjueza cita irregularidades y parcialización en cinco procesos que el Ministerio Público sigue contra “Mariaca”, “Mezza”, “Vargas Fajart y otros”, “Huayta Quía”, además del caso Alexander.

PÁGINA SIETE