GOBIERNO SE SUMA A PROCESO CONTRA CHAPETÓN Y SOLICITA SU DETENCIÓN PREVENTIVA

 

«No nos asustan, confiamos en Dios», dijo ayer la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, luego de conocer que el Ministerio de Justicia solicitó su detención preventiva con un juicio ajeno, impulsado por el diputado opositor al gobierno, Rafael Quispe, al que se sumó.

Chapetón sostiene que el MAS quiere utilizar la justicia para quitar a los alteños lo que no pudo ganar en elecciones municipales de 2014 cuando enfrentó al candidato del MAS, Edgar Patana, y lo derrotó en la urnas.

A través de su cuenta Twitter, asegura que la frustración política del MAS en su intento de retener la alcaldía, provocó los «actos de resentimiento y boicot permanente» a la gestión edilicia.

«Por mandato de nuestros vecinos dijimos no más corrupción y no cuoteo. No nos asustan, confiamos en Dios», dice Chapetón.

La autoridad alteña deberá presentarse el próximo 28 de junio a una audiencia de medidas cautelares en La Paz, bajo cargos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, en un proceso iniciado por el diputado Quispe y al que se sumó el Ministerio de Justicia como parte querellante.

En este entendido el viceministro de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción, Diego Jiménez, indicó que se solicitará al Juzgado Tercero Anticorrupción y Violencia que a la autoridad edil se le dé detención preventiva, puesto que hay riesgo de obstaculización de fuga.

El diputado Quispe denunció a Chapetón por no haber recuperado en el año 2016 una propiedad municipal de 1.500 metros y más bien consolidar la titularidad para el funcionamiento de una estación de servicio de combustibles privados.

Chapetón asegura que la transferencia cuestionada del terreno en disputa se dio hace más de 20 años.

Hace 10 días la alcaldesa visitó al representante de la OEA en Bolivia, Enrique Reina, para denunciar que hay un intento de suspensión a su gestión por parte del gobierno.