GOBIERNO RETROCEDE Y DEJA DE LADO USO DE RECURSOS DE PLANTA PETROQUÍMICA PARA SU PLAN ECONÓMICO

Ante la advertencia lanzada el jueves por las instituciones y organizaciones sociales de la provincia Gran Chaco de Tarija, el Gobierno retrocedió ayer en su decisión de utilizar los Bs 13.880 millones que están destinados para la construcción de la Planta de Propileno y Polipropileno en su Programa Nacional de Reactivación del Empleo.

El anuncio lo realizó este sábado el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Oscar Ortiz, quien fue entrevistado en el programa ¡Qué Semana! de El Deber Radio

El Gobierno “ha definido dejar de lado la posibilidad de usar los recursos de la planta (petroquímica), porque este decreto busca reactivar la economía del país (afectada por la pandemia del COVID-19) y no generar un conflicto”, sostuvo Ortiz.

Protestas

El jueves, varias organizaciones e instituciones del Chaco de Tarija advirtieron al Gobierno que tomarán medidas de presión si no retrocede en su decisión de utilizar los Bs 13.880 millones para la construcción de la Planta de Propileno y Polipropileno.

Mediante un pronunciamiento público denominado “En defensa de la petroquímica del Gran Chaco”, las diferentes organizaciones expresaron su rechazo a la medida anunciada el miércoles por el ministro Ortiz, ya que implicaría dejar de lado la construcción de la planta de plásticos duros y blandos.

En el quinto punto del documento se señala que “en caso de persistir en su intención de afectar estos recursos tomaremos medidas y acciones extremas en defensa de los altos intereses de la patria y de la región chaqueña. Y, de no responder al presente manifiesto, nos reservaremos el derecho de tomar medidas inmediatas”.

Dinero

El pronunciamiento lo firman el Comité Cívico del Distrito 1 de Yacuiba; la Asociación de Transporte Público Mixto El Fronterizo; la Asociación de Bagalleros Gran Chaco; el alcalde de Yacuiba, Ramiro Vallejos; la vicepresidente de la Asamblea Regional del Chaco, María Rene Barrios, entre otros.

El dinero para la planta de plásticos proviene de un crédito concedido por el Banco Central de Bolivia (BCB) a la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en 2016 para la industria petroquímica. En 2017 fue anulada la adjudicación del proyecto a la firma italiana Tecnimot por errores administrativos y desde entonces estuvo congelada.

Al no poder contar ya con estos recursos, el Ministro de Desarrollo Productivo anunció la emisión de bonos y la contratación de créditos externos para financiar el ambicioso Programa Nacional de Reactivación del Empleo, que busca “preservar” al menos 3 millones de fuentes laborales con la inyección de un millonario fondo que se canalizará principalmente mediante cuatro programas.

LA RAZÓN