INDÍGENAS PERSEGUIDOS POR GOBIERNO INDÍGENA

 

Desde 2010, al menos ocho líderes indígenas se han declarado  perseguidos políticos del gobierno del MAS: Cancio Rojas, Félix Becerra, Fernando Vargas, Damian Condori, Carlos Mamani, Adolfo Chávez, Elsner Larrazabal  y  Franclin Gutiérrez. Todos ellos –representantes de tierras altas o bajas, mineros o campesinos– se opusieron  al oficialismo; después    fueron acusados de algún delito, encarcelados y procesados penalmente.

“Las máximas representaciones de los pueblos indígenas y sectores campesinos se encuentran muy debilitadas al haber sido divididas. El sistema de justicia se constituye en   un instrumento de opresión, castigo e intimidación para aquellos indígenas que se opongan a toda decisión gubernamental”, evalúa  el secretario Jurídico de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDHB), Franco Albarracín.

“Hay en la nueva Constitución un  cambio fundamental con la inclusión de las comunidades indígenas campesinas que tienen voz y derecho de determinación; no obstante, en los hechos, no todos los indígenas reciben  el mismo trato”, señala Gustavo Clavijo, director regional del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA).

“Por un lado, nos encontramos con los pueblos indígenas que apoyan la gestión del gobierno y reciben premios y beneficios a cambio. Por el otro,  con aquellos que denuncian las violaciones de derechos humanos por parte del gobierno. Los segundos chocan contra todo el aparato estatal que históricamente los ha reprimido”, coincide Albarracín.

 

PÁGINASIETE