GARCÍA LINERA: «NADIE DEBE DUDAR QUE SOY PARTE DEL PUEBLO Y NO ME AVERGÜENZO DE HABER COMPARTIDO UNA MANZANA CON UN MENDIGO»

 

El vicepresidente Álvaro García Linera respondió a la ola de críticas que recibió en las últimas horas por dar una manzana mordida a un mendigo en Cochabamba y aseguró que no siente vergüenza por ese gesto.

“En estos años hemos compartido un vaso de agua, un plato, un pan con miles de hermanos en las comunidades y en los barrios. No me avergüenzo de haber compartido una manzana con un mendigo, con un hermano boliviano. Qué clase de ser humano no compartiría el pan con una persona necesitada”, remarcó.

La autoridad boliviana confirmó que el hecho se registró el día de la inauguración de la Feria de Cochabamba, donde se encontró con un hombre que tenía un cartel que decía que era sordomudo y solicitaba un apoyo de 50 centavos.

Entonces “me incliné para acercarme a él, saqué todo el dinero que tenía en el bolsillo y se lo entregué. Él quedó mirando una manzana que tenía en la mano y que me habían regalado poco antes; le pregunté si deseaba, él asintió e inmediatamente se la entregué también”, detalló.

Indicó que a nadie le debe quedar duda que es parte del pueblo y como tal entiende que la solidaridad con los “hermanos” es una misión de vida.

Aunque más adelante reconoció que su gesto no fue una solución a las carencias del mendigo. “Pero era todo lo que en ese momento yo tenía a la mano para aliviar mínimamente su pedido. Seguiremos trabajando y avanzando en la construcción de una Bolivia soberana y digna”, apuntó.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y primer plano