EVO MORALES DEFIENDE LA CASA DEL PUEBLO. DICE QUE LOS PACEÑOS NO RECHAZAN SU CONSTRUCCIÓN SINO LOS OPOSITORES

 

El presidente Evo Morales señaló que no es el pueblo paceño que rechaza la Casa del Pueblo que se construyó en reemplazo del Palacio de Gobierno, sino que son los políticos que defienden el pasado.

Asimismo señaló que La Paz es sede de Gobierno, por lo que es la imagen de todo el mundo y por esa razón se vio la necesidad de dotar de buena infraestructura para administrar, para servir al pueblo boliviano. Morales respondió de esa forma a la polémica desatada por el edificio a poco de entregarse y construido en la parte posterior del también conocido como Palacio Quemado, que se anunció se convertirá en un museo.

El jefe de la opositora Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, dijo que quien sustituya a Morales debe convertir ese edificio en hospital y desafió a un debate.