EL CAÑÓN COLORADO DE LOS CINTIS SE ORIGINÓ HACE 80 MILLONES DE AÑOS

 

El Cañón Colorado de los Cintis se originó hace 80 millones de años. Una investigación facilitada por la Fundación FAUTAPO en alianza con la institución alemana Sernior Experten Services determinó que el origen sucedió en el periodo Cretácico que corresponde a la era Mesozoica, hace 80 millones de años atrás.

La investigación fue realizada por el experto Gert Muckelbauer, quien estuvo investigando y capacitando a 20 guías turísticos comunitarios de los municipios de Las Carreras, Villa Abecia y Camargo durante el mes de marzo del presente año.

La investigación dice que el origen de la formación del Cañón Colorado sucedió al mismo tiempo que las elevaciones de la Cordillera de los Andes por el choque convergente de la Placa de Nazca.

La investigación también determinó que existieron dinosaurios de la subclase saurópodos, que vivieron desde el triásico superior hasta el cretácico superior en la región de los Cintis.

Estos dinosaurios eran herbívoros, cuadrúpedos y se encontraban en toda la región que hoy en día es América, Asía, Europa, África, Oceanía y la Antártida.

La formación del Cañón de Cintis, según la investigación de Muckelbauer, contiene distintas capas inclinadas con piedra caliza fracturada, capas areniscas y arcillosas, estratos de lutita y estratos verticales con huellas de dinosaurios grabadas en algunas zonas como “La Quemada”.

El color rojo característico del Cañón de los Cintis se debería a la oxidación de hierro (hematites y limonita) en las formaciones de arenisca de cuarzo (cuarzoarenita) de toda la cadena montañosa de la región.

En las rocas estudiadas se encontraron fósiles de caracol petrificados en caliza, ooides, microfósiles y otros.

Muckelbauer dijo que la formación del paisaje Cinteño ofrece un fuerte contraste entre dos épocas, la Cretácica y la Paleozoica; la última es más antigua y corresponde las formaciones montañosas de hace 490 millones de años atrás, entre los periodos ordovícico y silúrico, donde aparecieron los primeros insectos, peces, plantas terrestres y organismos con concha.

La arquitecta Mechtild Kayser de la Universidad Juan Misael Saracho, dijo que con la investigación tenemos la oportunidad de conocer más, con base en un criterio científico, cómo se ha formado y generado el paisaje natural del Valle de Cinti: “Si hemos comprendido nuestro paisaje natural es una gran cosa, porque significa que tenemos más vínculo con ello”, dijo la profesional.

Fuente: De los Cintis