DESDE LA EMBAJADA DE EL SALVADOR, CONTRADICCIONES EN EL CASO DE LA SUPUESTA NEGLIGENCIA MÉDICA CON LA EMBAJADORA

 

 

Mónica Pacheco, quien ayer por la mañana dijo ser integrante del departamento de asistencia jurídica de la Embajada de El Salvador, denunció que hubo negligencia médica.

“Hemos dado información a nuestro Gobierno porque lastimosamente al inicio de su crisis sufrimos por varias situaciones de negligencia médica por parte del equipo y personal de varias clínicas y hospitales que en su momento no pudieron atenderla, no quisieron abrir las puertas”, dijo Pacheco, después de las exequias realizadas en homenaje a Brizuela en Cancillería.

Expresó que inicialmente Brizuela fue atendida en su residencia por su médico particular y éste les dijo que necesitaba atención especializada, por lo que decidieron trasladarla a un hospital, donde se la atendió, pero como no tenían los equipos necesarios, se empezó la travesía con la embajadora ya inconsciente.

Por ello, Pacheco anunció que la embajada prepara un informe “verbal y escrito” para luego definir las acciones a seguir. “Hay un informe telefónico, registro de llamadas que vamos a solicitar para que quede un precedente de una forma comprobante, de que sí hicieron las llamadas, sí se hizo la presión por parte de nosotros para que fuera atendida y el testimonio de la embajada de lo que fue personalmente que estuvieron tocando las puertas de los centros hospitalarios”, dijo.

Sin embargo, ayer en  la noche, según El Deber, la Embajada de El Salvador aseguró que Pacheco no es funcionaria de esta instancia y que “hay gente que quiere utilizar esto para fines que no son los nuestros”.